¿Qué plazo tengo para dar un parte al seguro de hogar?

¿Qué plazo tengo para dar un parte al seguro de hogar? Seguridad en el Hogar

En este artículo podrás informarte acerca de

No es exagerado decir que el mundo de los seguros se mueve al ritmo que marcan los diferentes plazos estipulados para cada una de las partes. Independientemente de que hablemos de seguros de coche, seguros de hogar, o seguros de vida, siempre estaremos sujetos al cumplimiento de diferentes plazos marcados por la ley. 

Ahora bien, es importante saber que, igual que nosotros estamos obligados al cumplimiento de esos plazos, se aplica esta obligación a las compañías aseguradoras, quienes pueden ver incrementadas las indemnizaciones que deban pagar hasta en un 50% en los casos más graves de incumplimientos de plazos.

Un siniestro en el hogar

Cuando se produce un accidente en casa lo primero que debemos hacer es comunicar la incidencia al seguro. Es cierto que en ocasiones procedemos a llamar a un fontanero –o al especialista que necesitemos– pero es importante saber que esta llamada solo procede en los casos en los que debamos evitar que se ocasionen desperfectos mayores. De no ser así, debemos esperar a que el seguro nos mande a sus profesionales. 

El plazo del que disponemos para dar parte al seguro de hogar es de siete días, a contar desde que se produce el siniestro. Para ello, debemos saber que se nos van a pedir una serie de datos que debemos tener disponibles: nuestros datos personales, los datos de la póliza, y los que guarden relación con el siniestro, cuándo ha ocurrido, dónde ha sido, qué causas tuvo y qué daños ocasionó. 

Además, en el caso de que se hubiesen ocasionado daños a terceros, también deberemos aportar sus datos. Y, en el caso de que estemos notificando a nuestro seguro los daños ocasionados por un tercero, también se nos pedirán los datos de su compañía aseguradora y de su póliza de seguro de hogar. 

A partir de esta fecha en que comunicamos un siniestro, la aseguradora puede enviar un especialista –un perito– para que valore los daños comunicados y certifique su veracidad. A pesar de esto, el asegurado debe conocer la existencia de otro plazo, establecido para la comunicación por su parte de los daños que se han producido y de la cuantía que alcanzan estos daños, un plazo que es de cinco días desde la comunicación del siniestro a la aseguradora. 

En el caso de que estemos notificando un robo en la vivienda, es importante asimismo presentar denuncia ante la Policía, ya que dicha denuncia se convertirá en un documento necesario a la hora de tramitar la indemnización correspondiente. 

Plazos de la aseguradora

Una vez el perito haya realizado su evaluación del siniestro y haya procedido a realizar las investigaciones que hubieran sido necesarias, la compañía dispone de un plazo de cuarenta días para proceder al pago de la indemnización mínima prevista para la cobertura contratada. Si posteriormente se produjera una evaluación que diera lugar a indemnizaciones mayores que la mínima, la aseguradora deberá proceder a su pago. 

También puede darse el caso de que la aseguradora considere que el siniestro producido no se encuentra cubierto por la póliza contratada y se oponga a su reparación o a su indemnización. En ese caso, el plazo del que dispone para comunicárselo al asegurado es de siete días desde que se comunicó el siniestro por parte del asegurado. Para que dicha comunicación se considere efectiva deberá hacerse por escrito e indicarse el motivo por el que se rechaza el siniestro, así como poner a disposición del asegurado el informe pericial realizado. 

Tras esta comunicación se abre un nuevo plazo para el asegurado, ya que la aseguradora debe indicar al asegurado que tiene la posibilidad de solicitar un informe realizado por un segundo perito. Así, el asegurado dispondrá de ocho días, a contar desde la comunicación por parte de la compañía, para contratar a este segundo profesional que emitirá su evaluación. 

 

Tras esta segunda evaluación puede darse el caso de que aún no se llegue a un acuerdo respecto de los daños peritados, o del alcance de la indemnización que se debiera recibir debido a estos daños. En este caso, se nombrará un tercer perito, cuya evaluación tendrá carácter vinculante para las dos partes, y que sólo admitirá reclamación por la vía judicial. 

Como ves, es importante que cada una de las partes respete los plazos convenidos para las comunicaciones de las que son responsables. Aún así, en el caso de que superásemos los siete días desde que ocurrió el siniestro, debemos dar parte al seguro, si bien hay que saber que la compañía podría reclamarnos los daños y perjuicios que se hubieran podido producir por no haber comunicado el siniestro a tiempo. 

A modo de resumen, dispones de siete días desde que se produjo el incidente en casa para dar parte de este al seguro de hogar. A partir de esa fecha, y en caso de que se hubiesen producido daños, dispones de cinco días más para notificar por escrito estos daños, así como para presentar la valoración del dinero que costará hacer frente a los daños producidos. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS