¿El aire acondicionado está cubierto por el seguro?

Tu casa tiene aire acondicionado “de serie” o lo has instalado tú a posteriori. Sea el caso que sea, ¿lo cubre el seguro de hogar? Trucos Hogar

Por fin, la primavera se ha instalado entre nosotros y parece que los días fríos se han alejado. Comienza el calor y, aunque aún quedan dos meses para el verano climatológico, lo cierto es que algunos días nos planteamos encender de nuevo el aire acondicionado. Tras varios meses de pausa, nos podemos llevar alguna sorpresa desagradable y encontrar que no funciona o lo hace de forma incorrecta. En estos casos ¿qué debemos hacer? Si contamos con seguro de hogar, lo más lógico es llamar a nuestra compañía para informarles de nuestro problema pero ¿el aire acondicionado está cubierto por el seguro?

Lo primero que tenemos que recordar es que no todas las pólizas de seguros del hogar son iguales. Generalmente, los seguros sí  cubren las averías de nuestros electrodomésticos si son debidas a subidas de tensión, cortes eléctricos o problemas climatológicos. En el caso de los seguros multirriesgo, aumentan las coberturas de nuestros aparatos eléctricos pero hay casos concretos en los siniestros que pueden ocurrir que necesitan una cobertura especial como son las averías internas de tipo electrónico.

No hay que olvidar que hay otros factores que condicionan la cobertura de nuestros aparatos eléctricos, como pueden ser la antigüedad de estos o que se haya alcanzado el máximo de intervenciones que se pueden realizar anualmente según la póliza de seguro de hogar que contratamos. Por lo tanto, hay ocasiones en que no podremos obtener por parte de nuestra aseguradora la reparación del aparato o indemnización por el mismo. 

En el caso de los aparatos de aire acondicionado, hay que tener en cuenta si son de split fijo anclado a la pared, por conductos generales o portátiles, ya que puede dar lugar a confundirse el contenido y el continente asegurado. Tampoco hay que olvidar que, a partir de los 5 años de antigüedad, la depreciación de los aparatos va aumentando progresivamente ya que todos los aparatos tienen una vida media que se estima útil ya que van sufriendo desgaste y el paso de los años va reduciendo la conservación de los mismos.

Es fundamental, por lo tanto, comprobar si el daño sufrido por la bomba o el split, en caso de aparatos fijos, está incluido en nuestra póliza.

¿En qué casos sí puede estar cubierto?

Como hemos mencionado anteriormente, los cambios de tensión eléctrica que estropeen nuestro aparato pueden ser reclamados bien a nuestro seguro o a la compañía eléctrica con la que tenemos contratado el servicio.

  • Daños producidos por incendio y rayos: por este tipo de siniestros sí debería de cubrir la reparación o sustitución de nuestro aparato.
  • Caída de árboles: al ser hechos fortuitos, también suelen estar incluidos en la póliza de nuestro seguro del hogar.
  • Vandalismo: en algunas ocasiones, los motores de los aparatos pueden estar colocados en el exterior de la vivienda pero con un alcance fácil por lo que pueden ser objeto de actos vandálicos. En este caso, a la hora de contactar con tu compañía aseguradora, no olvides que debes incluir una denuncia ante la policía donde se especifiquen los actos cometidos y los daños causados.
  • Daños causados por agua (de forma externa): este tipo de percances sí pueden estar incluidos en nuestra póliza, salvo que sean por fallos en el mantenimiento de nuestro aparato o por desgaste y uso de este.

En cualquier caso, hemos de comprobar nuestro contrato y, si tenemos dudas, contactar con nuestra compañía para aclarar si tenemos incluido lo que en cada momento podamos necesitar.

¿En qué casos no suele estar cubierto?

Si nuestro aire acondicionado falla porque el mantenimiento no ha sido realizado o se ha hecho de forma incorrecta, si tiene un gran desgaste por el uso o bien por la antigüedad del mismo o si sufre un golpe accidental que lo daña, no suele incluirse la reparación, sustitución o reembolso del aparato en las coberturas de nuestro seguro.

En caso de que la avería sea por fugas de agua que los propios aparatos expulsan, es decir, por un incorrecto mantenimiento, tampoco estaría cubierto.

Diferencias en la instalación del aire acondicionado

Usualmente, encontramos dos tipos de aire acondicionado: el que se instala por conductos de forma generalizada por casi toda la vivienda y el que cuenta con motor y split individual. 

El aire acondicionado por conductos sí puede considerarse como parte de la estructura de la vivienda mientras que los splits son objetos personales, por lo tanto, probablemente la cobertura será menor.

Es importante comprobar siempre nuestro contrato y, si es necesario, ampliar sus coberturas para evitar sorpresas de última hora y cuya reparación nos dé algún que otro susto. También es conveniente plantearse, si la reparación no tiene un coste muy elevado, comprobar si sería más adecuado repararlo sin dar parte al seguro en caso de que en la póliza figure un máximo anual de reparaciones de este aparato.

Artículos destacados

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS

  • COCHE

  • MOTO

  • Seguros de Hogar

    HOGAR

  • Seguros de Salud

    SALUD

  • Seguros de Vida

    VIDA

  • Seguros de Accidentes

    ACCIDENTES

  • Seguros de Accidentes

    DECESOS