¿Es más barato el seguro del hogar si tengo alarma?

¿Depende el precio de tu seguro de hogar de si tienes o no un sistema de alarma? ¿Puede beneficiarnos instalar una? Trucos Hogar

En la actualidad, proteger la vivienda de la mejor manera posible se ha convertido en una de las principales preocupaciones para todo aquel que es propietario de un inmueble en España. De hecho, la vivienda suele ser el bien material más valioso para la gran mayoría de las familias españolas, ya que, por regla general, se trata de la posesión en la que más recursos económicos invierten sus miembros a lo largo de toda su vida. Al respecto, los seguros multirriesgo son el instrumento preferido por los ciudadanos españoles para cubrir la mencionada necesidad de proteger sus hogares frente a una extensa lista de riesgos. No en vano, su grado de penetración supera el 72%; es decir, que casi tres de cada cuatro familias en España cuentan con uno de estos seguros para preservar su inmueble, así como los objetos que alberga en su interior. Pero, ¿cómo se calcula su precio final? ¿Qué factores lo determinan?

Tener instalada una alarma en casa puede hacer que el precio de nuestro seguro descienda

Antes de acercarnos en profundidad a la cuestión inicial que nos ocupa, resulta aconsejable que todo propietario de una vivienda se encuentre al corriente de algunas particularidades de los seguros multirriesgo de hogar en España. Así, desde que aparecieron las primeras modalidades de seguros multirriesgo de hogar en la década de los años setenta del siglo pasado, este tipo de productos aseguradores se caracterizan, como su propio nombre indica, por reunir en una misma póliza de seguro un gran número de garantías y servicios destinados a proteger el inmueble. En ese sentido, algunos de los riesgos cubiertos por este tipo de pólizas multirriesgo son: incendio, explosión, daños por agua, daños eléctricos, actos de vandalismo, rotura de cristales (por ejemplo, cubre la rotura de la placa vitrocerámica), robo, hurto, responsabilidad civil…

¿Qué factores determinan el precio en un seguro de hogar?

En el caso de que el propietario de una vivienda se encuentre sopesando la posibilidad de suscribir un seguro de hogar con el objetivo de estar protegido frente a los numerosos riesgos a los que esta puede verse expuesta, es bueno conocer cuáles son los factores que influyen, y en qué medida, a la hora de calcular el precio del seguro de hogar. Evidentemente, el factor de mayor peso en ese sentido para las entidades aseguradoras es el capital a asegurar, tanto en lo referente al continente (comprende la estructura de la vivienda, así como los elementos de construcción) como al contenido (engloba los elementos que se encuentran dentro de una vivienda pero que no forman parte de su estructura), así como respecto a la garantía de Responsabilidad Civil. Asimismo, el número de coberturas que incluye cada una de las modalidades de seguro multirriesgo de hogar, desde la más básica hasta la más completa, es otro de los principales condicionantes a tener en cuenta a la hora de calcular la prima final de la póliza.

¿Influye en el precio del seguro que la vivienda tenga alarma?

Existen además de los anteriores otros factores que pueden hacer variar, tanto al alza como a la baja, el importe final de la prima de un seguro multirriesgo de hogar. Por ejemplo, en ese sentido, al propietario de una vivienda le será de gran ayuda tener presente que las entidades aseguradoras valoran positivamente que el inmueble en cuestión cuente con elementos adicionales de seguridad, ya que se trata de medidas que en la mayoría de las ocasiones contribuyen a reducir de manera sustancial el riesgo de siniestro.

Entre esos elementos de seguridad adicionales se encuentran las alarmas. Como en la mayoría de los casos estas son medidas de seguridad que contribuyen a disminuir el riesgo de siniestro, que el inmueble se encuentre protegido con una alarma, por norma general, hará que el precio final del seguro sea menor; circunstancia que, en particular, dependerá de cada entidad aseguradora, así como del tipo de alarma con la que se encuentre equipada la casa. De todas formas, proteger la vivienda con una alarma siempre será una decisión acertada, al igual que ocurre con otras medidas de seguridad, como puede ser instalar una caja fuerte.

Tipos de alarmas

De manera habitual, cuando el propietario de una vivienda tiene en mente instalar una alarma para proteger su inmueble, la amenaza de robo suele ser su principal preocupación. Aunque, en la actualidad y gracias a los continuos avances en el terreno tecnológico, otro tipo de alarmas (como las de incendios o sísmicas) se encuentran al alcance de los ciudadanos. En el caso de las alarmas de seguridad (las más demandadas), se distinguen tres tipos: ficticias, sin centralita y con centralita. 

Ficticias

Las ficticias, a las que también se denomina alarmas disuasorias, solo simulan que la vivienda en cuestión cuenta con un sistema de seguridad, cuando en realidad es simplemente un objeto que pretende ser una cámara. 

Sin centralita

Son un tipo de alarma compuesta por diferentes componentes. Suelen ser detectores de movimiento que al activarse emiten un sonido de unos 120 decibelios que permite alertar a los vecinos y que puedan llamar a la policía, o bien avisar a los propios habitantes de la casa en caso de encontrarse dentro de la vivienda. Actualmente, muchas cuentan con aplicaciones móviles que también avisan al propietario de que algo ha sucedido en la vivienda. Generalmente son muy efectivas, a pesar de su simpleza; además, este tipo de dispositivos pueden ir acompañados de diferentes sensores (anti rotura, de apertura, de movimiento, etc.).

Con centralita

Este tipo de alarmas son las que están conectadas con una centralita de forma inalámbrica o mediante cable. Además de emitir sonidos, ponen en aviso inmediatamente del incidente a la policía o a una empresa de seguridad privada; a estas alarmas se le pueden añadir una gran cantidad de accesorios (cámaras de vigilancia o sensores infrarrojos), además de servir como centrales domóticas. 

Por norma general, contar con alguna de las dos primeras modalidades de alarma no suele tener efecto en el precio final del seguro, aunque esta decisión siempre quedará en manos de la entidad aseguradora en particular. 

Para el propietario de la vivienda, el hecho de contar con una de las últimas alarmas mencionadas supondrá tener que hacer frente a una prima final de menor cuantía económica.

Has de saber que tener una alarma disuasoria puede no tener ningún efecto en el precio del seguro. Esto se debe a que, al fin y al cabo, al no ser “reales”, su instalación no tiene efecto en el cálculo del precio.

Sin embargo, las alarmas que están conectadas a una centralita y tienen un sistema de monitorización, sí que son susceptibles de contar como factores que varíen el presupuesto. Además, las aseguradoras valoran este tipo de instalaciones ya que activan un protocolo ante un posible robo y en cierta forma garantizan que los ladrones desistan del hurto o que no tengan tiempo de llevarse tantas cosas.

Que el sistema falle o no si se produjese una entrada no deseada en tu domicilio, es algo que tienes que tener en cuenta a la hora de decidirte por la compañía aseguradora con la que vayas a contratar, porque pueden tener alguna cláusula en la que se asocie la cobertura del siniestro al buen funcionamiento de la alarma. Y ten en cuenta que el mantenimiento corre por tu cuenta y debes asegurarte de que esté actualizado.

Es importante conocer las condiciones de nuestra póliza para ver cómo se modifican, si es el caso, por la instalación de una alarma

Por lo tanto, tal y como se ha indicado líneas atrás, dependiendo del tipo de alarma con la que esté equipada la vivienda, la aseguradora determinará en qué medida ese sistema en concreto contribuye a reducir la probabilidad de que en ese inmueble se pueda producir un siniestro.

Hogaralia 3.0 de Pelayo, entre otras, hace referencia en su condicionados a este tipo de instalaciones, por lo que es interesante a la hora de contratar, comentar estos puntos con nuestro asesor de seguros. Puedes informarte en nuestra web, o pidiendo que te contactemos del modo que prefieras.

No olvides que cada compañía tiene sus propias normas y criterios en cuanto a las pólizas, el precio de las mismas y las variables que influyen en el cálculo, así como en las coberturas y demás particularidades.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS