Huella digital: cómo gestionarla y borrarla

Ese rastro que vamos dejando por Internet es nuestra huella digital. ¿Podemos borrarla? ¿Cómo puede hacerse? Entérate con nosotros. Trucos Hogar

Actualmente, vivimos en una sociedad basada en la tecnología y hoy en día es muy difícil encontrar a alguien que no tenga o use ninguna red social, o aplicaciones que requieran de datos personales como las bancarias o las de salud.

Por este motivo es tan importante conocer cómo realizar un buen uso de Internet, qué es lo que pasa con el contenido que subimos, con nuestra información personal y cómo poder eliminarlo si así lo deseamos.

¿Qué es la huella digital?

El contenido de Internet es accesible de forma universal. Todos los datos que allí se introducen se recopilan y guardan de forma permanente; hasta lo que eliminamos de nuestro ordenador queda registrado y nunca acaba de desaparecer, independientemente de si es una foto, un texto, un correo electrónico, etc.

Borrar nuestra vida digital puede resultar bastante complejo, por lo que tener ayuda con esta tarea es muy interesante

A este conjunto de rastros que vamos dejando a lo largo de toda nuestra vida en la red es lo que se llama identidad digital

Consejos para gestionarla de forma correcta 

Cuando una persona fallece se elimina su vida digital por razones obvias, pero, ¿qué ocurre si deseamos eliminarla estando en vida? Todo el mundo tiene derecho a poder eliminar la huella digital si así lo desea, lo que se conoce como derecho al olvido o derecho de supresión y sus bases se encuentran recogidas en el Reglamento General de Protección de Datos.

El RPGD afirma que toda persona tiene derecho a realizar la solicitud de eliminación de sus datos personales de la web en los resultados de búsqueda por nombre. Aunque es poco común, se suele solicitar cuando se encuentra una información errónea o desactualizada o existe una fuente de carácter malicioso.

La mayoría de los buscadores tienen a disposición del usuario algún tipo de formulario con este fin

Hay varios detalles que tenemos que tener en cuenta para mantener bajo control la huella que vamos dejando como un rastro de nuestras andanzas por el mundo digital:

  • Eliminar viejas cuentas de email: si hace tiempo que no usas alguna de tus cuentas de correo, elimínala sin piedad. Es una vía abierta a que los hackers puedan hacerse con tus contactos, suplantar tu identidad, usar esa contraseña para intentar entrar en otras cuentas o apps, o descubrir más de tus datos personales.
  • Usa una cuenta específica para posibles correos no deseados: tener una cuenta creada especialmente para usar cuando hagas compras, pidas información, descuentos o promociones, en la que limites la información que pueda identificarte, te ayudará a poder eliminarla si recibes un aviso de que tu cuenta se ha visto comprometida. Minimizarás así la información que debes perder al deshacerte de ella y además en tu cuenta de uso diario no recibirás tanto spam.
  • No caigas en la trampa de las encuestas: no son sino una forma de que las empresas recojan información sobre ti.
  • Menos redes sociales, menos huella digital: Si no quieres prescindir del uso de las redes sociales, limítalo. No te expongas en exceso, no compartas datos con el público en general, usa los filtros para que solo quienes tengas en tu lista de amigos o contactos puedan ver tus publicaciones sin compartirlas, desactiva la recopilación de datos de ubicación o localizadores y erradica tu perfil de los motores de búsqueda. Y si hay cuentas que has dejado de usar, elimínalas o desactívalas por completo.
  • Atención a los sitios de búsqueda de personas: se puede tener acceso de manera bastante fácil a los datos personales de la gente a través de estos sitios. Si un trol te convierte en su objetivo, estos datos pueden ser difundidos a una velocidad que ni imaginas, con las consecuencias que esto puede acarrear. Si haces compras por Internet o te inscribes en listas para recibir newsletter o cualquier tipo de comunicación, asegúrate de encontrar y marcar la opción existente para que no se pueda compartir tu información con las empresas de marketing que negocian con los datos obtenidos de esta u otras maneras. Busca de qué manera puedes contactar con las empresas pertinentes y solicita eliminar tus datos por correo postal o electrónico.
  • Usa la navegación privada cuando realices búsquedas: el modo incógnito nos permite utilizar Internet sin que se almacene información en nuestro ordenador, así que busca en tu navegador habitual dónde está y úsala. Recuerda también eliminar las cookies, caché y búsquedas de tu navegador con cierta frecuencia.
  • Protege tus datos personales en la red: es importante revisar de forma detenida la información que compartes en Internet. Es altamente recomendable cifrar la información con contenido especialmente sensible que se deba enviar a través del correo electrónico o que se quiera almacenar en la nube. 
  • Utiliza siempre contraseñas seguras: incluye mayúsculas, números y otros caracteres y protege el dispositivo con un buen antivirus ya que los malhechores siempre buscan un modo para hacerse con tu información y datos personales, comprometiendo tu seguridad.

No todo el mundo se siente cómodo o le resulta fácil trabajar con internet o con ordenadores, por lo que muchos seguros de hogar ya incluyen una garantía de asistencia informática gracias a la cual nos pueden ayudar con todo aquello que pueda suponernos una complicación. Comprueba si te ofrecen este servicio en tu póliza de seguro y si no es así, ha llegado el momento de comparar seguros de hogar para encontrar aquel que te aporte todo lo que necesitas.

¿Cómo podemos eliminarla?

Si quieres eliminar tu información personal de la URL de una página web será necesario buscar el formulario en el propio buscador para solicitar la retirada de toda tu información personal. 

En el formulario deberás incluir tus datos personales o los datos referentes a la información que se quiere eliminar, tanto de qué información se trata como en qué página web se encuentra esta información.

Un punto importante que hay que tener en cuenta es que la retirada de la información no es siempre posible: esta información solo pasará a dejar de estar visible en el buscador y además tardará un tiempo en llevarse a cabo.

También es posible solicitar la eliminación de tus datos personales y perfiles en las redes sociales

Si lo que buscas es eliminar la huella digital en redes sociales, la opción más sencilla y rápida es eliminar nuestra propia cuenta de forma definitiva y permanente, y se eliminarán todos los datos como imágenes o vídeos que se hayan publicado en la red social en cuestión. Muchas de estas redes incluyen una opción que permite descargar esa información por si, una vez eliminada la cuenta, seguimos queriendo tener acceso a todos esos datos. 

Otra opción es ponernos en contacto directo con los administradores del servicio, para comunicar la solicitud de borrado y que ellos la pongan en marcha.

Si nos encontramos en el caso de una persona fallecida, sus datos personales seguirán circulando por internet hasta que alguien solicite su eliminación. Por este motivo, cada vez más compañías de seguros de decesos incluyen dentro de las coberturas de sus pólizas el borrado de la vida digital del fallecido

Un ejemplo de esto son los seguros de decesos de DKV que puedes contratar en El Corte Inglés Seguros. En ellas se incluye la gestión del final de la vida digital con el fin de preservar la intimidad del fallecido facilitando esta gestión a sus familiares.

En caso de fallecimiento del asegurado la compañía se encargará de buscar y eliminar los perfiles abiertos en redes sociales, tramitar la baja del correo electrónico y eliminar cualquier rastro de la demás actividad en internet.

También es posible tramitar directamente la baja de la vida digital de un familiar fallecido, sin contar con esta cobertura en el seguro de decesos.  Muchas redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter o LinkedIn, incluyen una opción dentro de sus normas y protocolos para poder solicitar el cierre del perfil de un familiar fallecido. 

Para ello será necesario que algún familiar rellene un formulario en el que se solicitarán ciertos datos de la persona fallecida; es un procedimiento lento y complejo que requiere la aportación del certificado de defunción y el registro de aceptación de la herencia entre otros documentos para eliminar la cuenta.

También es posible solicitar de forma personal la eliminación de las cuentas de correo electrónico y los datos de los buscadores de un familiar fallecido, aunque para estos trámites también será necesario realizar algunas gestiones algo complejas. Por este motivo desde El Corte Inglés Seguros te recomendamos incluir en las coberturas de tu póliza de seguro de decesos el borrado de la vida digital.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS