Servicio Manitas en el seguro de hogar: ¿qué es?

Muchos seguros de hogar ofrecen un servicio de “manitas” dentro de sus coberturas. ¿Lo tiene el tuyo? ¿Sabes cuándo puedes utilizarlo? Trucos del Hogar

Últimamente, se está oyendo hablar del servicio de manitas o de bricolaje cuando nos referimos a los seguros de hogar. En realidad, la prestación del servicio es la misma, por supuesto, con mayor o menor alcance, el nombre con el que la encontremos va a depender nada más que de la compañía con la que se contrate este seguro.

Por si ya te estabas haciendo esta pregunta, te diremos que como su propio nombre indica es un servicio, de manera que no se te va a indemnizar o entregar una cantidad de dinero para que tú lo contrates por tu cuenta. Puedes optar a que la compañía realice el servicio, pero no lo puedes arreglar tú por tu cuenta y después presentar una factura a la aseguradora para su recobro. 

Así que si necesitas hacer uso de este servicio, debes llamar al teléfono de tu seguro de hogar para solicitarlo. Aunque puede haber diferencias en el alcance entres las distintas compañías que prestan estos servicios ya incluidos en póliza ya contratables opcionalmente. Te contaremos a continuación lo que podrían ser unas líneas generales acerca de este servicio.

¿Qué es el servicio manitas?

Como decíamos, se trata de un servicio adicional que te ayuda con labores del hogar relacionadas con el bricolaje y otras tareas cotidianadas como puede ser desde colgar un cuadro a montar un mueble. 

Como norma general, el asegurado puede demandar este servicio un número de veces limitadas 

Como norma general, el asegurado puede demandar este servicio un número de veces limitadas dentro de la anualidad y la aseguradora no cobrará gastos ni de desplazamiento ni por las primeras horas de mano de obra. Lo que sí pagarás son los materiales que sean necesarios para reparar el daño o hacer la labor de bricolaje requerida.

¿Qué se incluye en el servicio manitas?

Insistimos que lo que desgranamos son servicios generales, pero entre los más comunes podemos encontrar:

  • Reparación de grifos
  • Cambios de mecanismos en cisternas
  • Llaves de paso (reparación)
  • Colocación de accesorios de cocina y baño
  • Arreglo de llaves en los radiadores
  • Colgado de cortinas, tendederos, espejos, percheros, cuadros…
  • Montaje de muebles kit o colgado de estanterías
  • Sustitución de interruptores de la luz o enchufes, pero manteniendo el lugar en el que están
  • Arreglo de timbres
  • Sustitución de apliques o lámparas donde haya puntos de luz, o instalación de unos nuevos
  • Reparación de persianas enrollables ( si no tienen cajón)
  • Sellado de juntas en duchas, lavabos, bañeras o fregaderos

Cierto es que para aquellos que no hayan nacido especialmente dotados para el bricolaje ni sean mañosos, es una prestación muy útil que el seguro de hogar ha incorporado para alegría de estas personas de las que hablamos, ya que muchas veces no sabemos a quién llamar para alguna reparación que sea de poca envergadura, ya que algunas empresas de reparaciones consideran poco rentables este tipo de servicios por la pérdida de tiempo que se requiere y el bajo importe que se puede cobrar por ello.

La póliza Hábitat 3.0 II de Generali cubre el envío de un profesional que realizará cualquiera de los trabajos de mantenimiento o reparación en la vivienda asegurada, siempre que esté contemplado entre los incluidos en Condicionado General. Incluye 4 horas gratuitas y limita la prestación a dos servicios por anualidad de contrato de seguro. Correrá por cuenta del asegurado el coste de los materiales que se necesiten y el exceso de horas de trabajo, si fuera el caso, del profesional desplazado al domicilio.

¿Qué más necesito saber sobre el servicio de manitas?

Es importante destacar que este servicio tiene un alcance definido. Esto crea a veces confusión entre los asegurados, porque una vez descubierto que una póliza contempla esta posibilidad, se tiende a recurrir al servicio a la primera de cambio y se puede obtener una respuesta negativa, ya que no todo está incluido. Si en el condicionado aparece que está cubierto el cambio de una ventana corredera, por ejemplo, no lo estará el cambio de una ventana oscilobatiente. Así que tenemos que ser conscientes de lo que tenemos incluido en nuestra póliza si este servicio forma parte de ella, bien como incluido bien como contratado como garantía opcional.  

Para todo aquello que no esté en el listado proporcionado por nuestra compañía de seguros, existe otra cobertura que responde habitualmente al nombre de  asistencia en el hogar. Del mismo modo, los trabajos que se incluyen, aunque parecidos, pueden no ser exactamente iguales, así que se vuelve imprescindible consultar con nuestra compañía para tener la certeza de que lo que necesitamos está cubierto según nuestra póliza de hogar. 

Esta ayuda a domicilio, cobertura muy práctica como estamos aprendiendo, nos viene generalmente de perlas pero debemos tener muy claro que se refiere a arreglos, reparaciones o “chapuzas” de carácter no urgente. Además, aunque cae por su propio peso, es importante señalar que este servicio será prestado expresamente para la vivienda que se encuentre asegurada y aparezca reflejada en las condiciones particulares de la póliza en cuestión. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS