Existen algunos comportamientos que los humanos llevamos a cabo con nuestros perros que logran ponerles nerviosos. Cada uno tiene su “perronalidad” y es algo muy subjetivo, como en las personas, pero la mayoría de ellos sí tienen en común algunos momentos en los que nos odian y nos pegarían una patada en… 

Para que lo tomes en cuenta la próxima vez, tu pero…

  • Odia aburrirse asique si va a estar solo en casa muchas horas al día es mejor contratar a alguien para que vaya a sacarle y jugar con él o, por cruel que parezca, mejor no tener perro en casa. Es una pena que, sobre todo aquellos que son muy activos, sufran de aburrimiento. ¿Sabías que los perros también pueden llegar a sufrir ansiedad?
  • Nos entienden y, en ocasiones, son muy expresivos pero, si les hablamos en exceso puede que se acaben bloqueando. Ten en cuenta siempre que su cerebro es limitado y, por tanto, a la hora de comunicarte con él, entenderá mejor tus palabras por pequeñas dosis.
  • Los gatos, sobre todo si están corriendo, no pueden soportarlo. Es superior a sus fuerzas y totalmente inevitable salir corriendo tras ellos. ¡Una estampa demasiado divertida para nosotros! 
  • Siempre se ha dicho, que captan a la primera una persona negativa. Saben diferenciar quién les gusta y quién no.
  • Que les toquemos la boca, lavemos los dientes y similar. ¡Su cara de resignación no tiene precio!
  • Aunque nos quieren mucho, no entienden los abrazos porque no saben lo que significa. Aun así, nunca jamás dejaremos de abrazarles jijijij.
  • ¡Con la comida no se juega! Y lo que es peor, que les molestemos mientras comen. Hay perros, como el West Highland White Terrier, a los que se les olvida que estaban comiendo…
  • Mejor con reglas, la vida desordenada no es para ellos. Necesitan estar ubicados en tiempo y espacio.

Pero lo que si necesitan porque ellos lo valen y porque les queremos más que a nada es un buen seguro que les proteja