¡Ay los perros! Los animales más bonitos, tiernos, familiares, fieles… ¿A quién no le gustan estas mascotas de cuatro patas y pelito?

Los perros son capaces de sentir cosas que los humanos ni por asomo podemos llegar a darnos cuenta. 

En general, las mascotas, son como una especie de detector inteligente. Mucha gente piensa qué si los perros pueden sentir los fenómenos meteorológicos y detectar cosas como las drogas y las bombas, sus habilidades se pueden extender hasta sentir lo paranormal.

5 cosas que puede sentir tu perro:

1. Los espíritus

Aunque en un principio la palabra espíritu o fantasma pone mal cuerpo, no tienes por qué tener miedo de experimentar esta sensación.

Tal vez has podido ver, en alguna ocasión, que tu mascota se ha quedado parada mirando un punto fijamente durante un rato largo, o se ha puesto a ladrar sin motivo mirando un mueble… No es que esté loco.

2. Sienten el miedo

“Mantén la calma, no te pongas nerviosa que los perros huelen el miedo”. Seguro que no es la primera vez que leéis esta frase. Lo difícil es mantener la calma cuando el perro es más alto y más grande que tú. Pero si, es muy cierto. 

Son capaces de sentir el miedo de los humanos, e incluso detectar si su dueño está triste, feliz, preocupado… En muchas ocasiones curan más las penas que otra persona.

3. Pueden percibir si eres una buena persona

Aunque muchos psicólogos de animales afirman que los perros son capaces de poder distinguir si una persona es buena o mala, tampoco hay un estudio científico sobre este tema. Pero sí que es cierto, que los perros tienen mucha intuición para analizar las acciones y los comportamientos de una persona en particular.

4. La muerte

Aunque se les atribuyen esta capacidad a los gatos, los perros también son capaces de percibir la muerte.

La capacidad de estos para percatarse de la muerte, en realidad, tiene que ver con su elevado sentido del olfato.

5. Desastres naturales

Aunque no hay evidencia científica que indique que los animales pueden predecir desastres naturales, sí que es cierto el hecho de notar, olerlo e incluso escucharlo es posible. Su mascota podría estar al tanto de lo que está sucediendo antes que usted.