Parece una de las obsesiones de los perros: lamer. Los motivos por los que un perro lame pueden ser muy diversos. Para nuestras mascotas es una forma de comunicarse y el mensaje puede ser variado dependiendo de las circunstancias.

Cuidar de tu mascota con cariño provoca que ella confíe en ti. Ante cualquier sentimiento o necesidad que pretenda comunicar a través de los lamidos, significará que confía en ti.

A continuación te mostramos cinco razones por las que tu perro te lame:

  • Es su forma de besar: cuando una persona pretende demostrar su cariño, da besos y abrazos. Los perros lamen porque es su manera de demostrar cariño, Podríamos decir que es su forma de besar. Incluso habrás observado, si convives con un perro, que cuando te sientes enfermo o triste, el perro tiende a lamerte como muestra de cariño y comprensión. Recientes estudios han tratado de demostrar que los perros sienten el dolor de las personas y pretenden consolarlas.
  • Exploran lo desconocido: una conducta muy común en los canes es olfatear algo desconocido para ellos, como puede ser un objeto, un animal, una planta, un alimento… Después de olfatearlo es habitual que los perros comiencen a lamer aquello que están explorando. Forma parte de su proceso de descubrimiento. Los perros exploran a través de los lamidos.
  • Para limpiar: otra de las razones por las que tu perro te lame puede ser para limpiarte. Es su forma de mantener su higiene y la de los demás. Al igual que, por ejemplo, una perra lame a sus cachorros para limpiarlos cuando están recién paridos, los perros pueden lamer a sus dueños si consideran que alguna zona de su cuerpo va a estar más limpia gracias a sus lametazos.
  • Porque tienen hambre: la comida de tu perro es una de las rutinas a las que debes atender de forma diaria. Debes proporcionar a tu mascota una dieta equilibrada y sana. Cuando un perro se lame el hocico, lo que te está queriendo comunicar es que tiene hambre.
  • Miedo: en ocasiones uno de los motivos por los que un perro te puede lamer es porque sienten miedo o respeto hacia ti. Cuando el perro te lame de manera suave mientras agacha la cola o las orejas, puede estar demandando tu protección o puede estar demostrándote que tú eres líder, que tú mandas y que es consciente de que le puedes reñir. Es una forma de pedirte que no lo hagas.