Aunque hay que decir que cada vez se alzan más las voces de especialistas en nutrición canina que no están de acuerdo con el concepto de “alimentos prohibidos para perros”, lo cierto es que sí que hay una lista de productos que deberías evitar ofrecer a tu mascota.

Lo que defienden estos especialistas es que la palabra “prohibidos” lo único que consigue es alarmar a los dueños de mascotas para que sólo compren comida empaquetada para perros, algo que, afirman, alegra mucho a los fabricantes de distintas marcas.

Aseguran que, si es cierto que hay alimentos que no se pueden ofrecer al perro como parte de su dieta diaria, darles de vez en cuando una pequeña cantidad de chocolate o jamón, por poner un ejemplo, a modo de capricho esporádico, no va a matar a nuestra mascota.

Sea verdad o no, lo cierto es que estas listas de alimentos prohibidos para perros, sí que consiguen alarmar. Los que somos dueños de mascotas normalmente optamos por eliminar por completo de su dieta estos productos, por lo que pueda ocurrir.

Estos son los alimentos prohibidos para perros:

  • Chocolate: contiene teobromina que puede afectar al sistema nervioso de nuestro perro.
  • Uvas: en grandes cantidades pueden producir daños en los riñones del perro.
  • Cafeína: es un excitante que puede acelerar a nuestra mascota.
  • Alcohol: cualquier tipo de droga es muy nociva para cualquier animal.
  • Cebolla y ajo: pueden alterar la función de los glóbulos rojos.
  • Huesos: si son pequeños se pueden astillar provocando asfixia.
  • Aguacate: puede provocar vómitos y diarreas.
  • Leche: los perros no toleran bien los lácteos. Puede provocar diarreas.
  • Embutidos: contienen mucha grasa y sal.

Nuestra intención no es alarmar, ni mucho menos. Entendemos que los peligros de los que hablamos pueden darse en cantidades altas de estos productos.

Después de lo narrado y de ofrecerte la lista de los alimentos prohibidos para perros, la decisión es sólo tuya. Aunque sí queremos darte una última recomendación: ante la más mínima duda y para obtener más información, consulta al veterinario o a varios especialistas en nutrición canina. Contrasta las opiniones de varios expertos.