Los conejos son elegidos, cada vez más, como mascotas de pequeños y mayores. No obstante, son dóciles, agradables, no requieren mucho trabajo y no ocupan mucho espacio, por lo que muchos los prefieren a gatos y perros. Pero eso no significa que no necesiten unos cuidados específicos. Veamos unas pautas básicas para cuidar un conejo doméstico.

  • Lo primero cuando adoptamos un conejo es llevarlos a un veterinario para que le haga una primera revisión y un análisis de heces para comprobar que no tenga parásitos intestinales.
  • Hay que tener en cuenta que los dientes les crecen continuamente, por lo que tienen que masticar mucho para desgastarlos y que no tengan problemas. Por eso, el heno deberá formar parte de su dieta y proporcionarle madera para roerla de continuo.
  • Hay que cepillarle el pelo casi a diario para evitar que se les puedan generar bolas de pelo en el estómago, que pueden llegar a ser mortales para los conejos. Alimentarles con malta también es una buena forma de impedir la formación de estas bolas de pelo.
  • No se debe bañar a los conejos, ya que ellos mismos dedican mucho tiempo a su aseo. Solo en caso de que se hayan ensuciado mucho, podemos bañarle en seco.
  • El conejo es un animal que necesita hacer ejercicio, por lo que deberemos sacarlo de su jaula unas cuantas horas al día para que pueda correr libremente.
  • Es necesario vacunar a los conejos domésticos contra la mixomatosis, una enfermedad que se transmite a través de pulgas y mosquitos; se recomienda vacunarles cada seis meses, en primavera y otoño. Además, también es bueno vacunarlos frente a la enfermedad vírica hemorrágica, especialmente si viven varios juntos.
  • A las hembras es recomendable esterilizarlas para evitar posibles tumores de útero y mamas o infecciones. Mientras que en machos, la castración ayudará a eliminar comportamientos agresivos propios de la época de celo.
  • Los ingredientes básicos de la dieta de los conejos son el heno, los vegetales y el pienso, básicos para que lleve una alimentación sana.

Ten en cuenta todas estas recomendaciones para cuidar un conejo y consigue que tu nueva mascota sea feliz en tu hogar.