Nuestro perro es una de las compañías más placenteras y amigables con las que podemos contar. La protección de nuestra mascota es vital para nuestra tranquilidad. Pero los perros son animales que también pueden aportarnos ellos a nosotros multitud de beneficios físicos y psíquicos muy saludables.

Un simple gesto tan amigable como puede ser el de acariciar a nuestro perro, no sólo es placentero para el animal. Acariciar a nuestro perro es tremendamente saludable para las personas y te queremos explicar por qué.

  • Cuida de nuestro corazón: acariciar a un perro ayuda a que la persona que realiza este acto disminuya su ritmo cardíaco y su presión arterial. Esto ocurre porque acariciar el pelaje suave de un perro, relaja. Y al relajarnos, el ritmo cardíaco también lo hace.
  • Nuestro perro nos activa: no sólo acariciar a nuestro perro es beneficioso. El hecho de que tengamos que pasear a nuestro perro cada día, también. Nos obliga a abandonar la vida sedentaria, a caminar, a movernos. Pero no sólo eso. Los paseos con nuestro perro, además de estrechar el vínculo con nuestra mascota, logran que socialicemos con otros dueños de mascotas que, como nosotros, suelen pasear a sus perros y acudir a los mismos lugares.
  • Elimina estrés acariciando a tu perro: el estrés y la ansiedad son dos males muy presentes en la sociedad actual. El ritmo acelerado de vida que llevamos, la falta de tiempo y la sobresaturación de responsabilidades, están logrando que millones de personas sufran estrés. Un problema que afecta a la vida laboral y personal. Está demostrado que el cortisol, que es la hormona producida por nuestro cerebro cuando sentimos estrés, disminuye sus niveles cuando acariciamos un perro. Las caricias a nuestra mascota, no sólo nos relajan a nosotros, sino también a nuestros perros, animales que son muy dependientes del cariño de sus dueños y que reciben como una necesidad vital cada mimo que este les ofrezca.
  • Tu perro puede protegerte del contagio de enfermedades: los perros son portadores de gérmenes y bacterias que, al contrario de lo que se pueda pensar, ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico y activan nuestras defensas. De esta forma, los perros nos ayudan a contraer menos enfermedades o a sufrir menos alergias.

Superar la pérdida de tu mascota, será un trance duro que algún día tendrás que pasar. Por eso ahora debes aprovechar para darle cariño y ofrecer todas las caricias que puedas a tu mascota.