Quizás creas saber cómo bañar a un perro en casa, pero lo cierto es que, este momento que debería ser agradable para el animal y para su dueño, puede convertirse en todo un problema si no lo hacemos de la manera correcta.

La higiene de tu perro es parte del cuidado de tu mascota. Además de cuidar su salud, mediante el baño del perro, logramos que su pelo luzca brillante y hermoso siempre.

Si quieres saber cómo bañar a un perro en casa, toma nota de los siguientes consejos que te ofrecemos a continuación:

  • Tener en cuenta el tamaño del perro es importante para saber si resultará cómodo bañar al animal en casa. Si tu perro es de gran tamaño, quizás lo más conveniente es que lo bañes en un centro especializado en lugar de en casa. Los perros pequeños o medianos pueden bañarse en la bañera o ducha de casa sin problema.
  • Elige un momento del baño del perro en el que éste se encuentre tranquilo y relajado.
  • Es muy importante tu actitud y estado de ánimo. Esta es la que se transmitirá a tu perro. Debes mostrarte tranquilo y positivo. Cuidar de la salud de tu perro también consiste en evitarle momentos de estrés.
  • Haz que el momento del baño del perro se convierta en un juego para él. Muéstrate muy cariñoso y juguetón con tu mascota en el espacio donde le vas a bañar.
  • Si el perro hace el intento continuo de huir de la bañera, puedes instalar un anclaje en el que atarle durante el proceso. Hazlo con delicadeza y suavidad.
  • Elige sus juguetes favoritos y muéstraselos durante el baño.
  • Usa siempre un champú destinado al baño del perro. Nunca utilices el champú que usamos las personas para lavarnos el cabello.
  • Ambienta el baño para que el perro se encuentre cómodo. Procura que la temperatura de la estancia sea agradable y evita ruidos o gente alrededor. Elige un momento tranquilo y silencioso en la que no haya nada en la casa que pueda alterar a tu mascota.
  • Mide la temperatura del agua para que no esté ni demasiado fría ni muy caliente.
  • Una vez finalizado el baño de tu perro, sécale con una toalla. No es conveniente que el perro permanezca mojado mucho tiempo, por lo que el secador es muy efectivo para evitarlo. Si le asusta, días antes haz que se acostumbre a su sonido.

Protege a tu mascota de infecciones y suciedad cuidando de su higiene con estos sencillos consejos.