Según diversos estudios, alrededor del 90% de los perros suelen desarrollar caries o sarro a partir de los 3 años de edad. Aunque tienen una naturaleza diferente a la humana y no comen tanta azúcar, no los suelen cepillar a diario…

Lo ideal es tratar de prevenir y realizar limpiezas bucales rutinarias para favorecer la buena salud bucal de nuestro perro de vez en cuando, para que no llegue a tener ningún problema serio. ¡Todo son ventajas! Tendremos menos visitas al veterinario, nuestro perruno estará sano y nuestro bolsillo no se resentirá en exceso… 

A partir de las 8 semanas de edad, el perro ya tendrá todos los dientes de leche. Nuestro consejo es que empieces desde entonces a tocarle la boca haciendo que se acostumbre a tu contacto para que, llegado el momento, no se asuste ni tenga una reacción rara cuando laves sus colmillos devoradores. Cuestión de educación, sobre los 4 meses, esos dientes de leche se caerán.

En los perros, las infecciones relacionadas con la boca pueden derivar en otras patologías más graves como, por ejemplo, enfermedades renales y es que normalmente, los humanos tardamos menos en darnos cuenta en reconocer los signos que el perro nos envía. ¿Cómo evitar que tu perro no acumule placa bacteriana y sarro en sus dientes? 

  • Hacer que coma lo mínimo posible de alimentos húmedos o pastosos para que no se queden entre los recovecos de los dientes.
  • Por no hablar de los dulces… 
  • Existen unos aditivos que podemos añadir al agua para que les ayuden a prevenir la aparición de sarro. 
  • Chucherías o snacks dentales, cada vez existen más marcas en el mercado que realizan la comida perruna con ingredientes que fortalecen y ayudan a sus encías y dientes.
  • Juguetes específicos para masticar. Sin duda, masticar y morder es lo mejor para limpiar y fortalecer.

Después del cepillado, no te olvides de recompensar a tu perro con una chuchería que no manche demasiado y que, a su vez, refuerce su protección bucal. 

Por último, debéis realizar revisiones periódicas en el veterinario para tener un historial y seguimiento de su salud bucal.