Para cuidar de nuestra mascota debemos atender, entre otras cuestiones, a su higiene. En este sentido, las orejas de nuestras mascotas son zonas del cuerpo que tienden a acumular suciedad. Si tu animal de compañía es un felino, hoy vamos a mostrarte cómo limpiar las orejas a un gato.

Este tipo de animales son especialmente atentos a su aseo diario. Son muy independientes, y aunque ellos solos se suelen encargar de limpiarse el pelaje cada día, hay zonas a las que los gatos no tienen acceso y que debemos atender nosotros. Una de esas zonas son las orejas.

Pero ¿cómo hay que limpiar las orejas de un gato? ¿Podemos utilizar el mismo método que usamos para nosotros mismo? La respuesta es no. Atento:

  • Nunca introduzcas un bastoncillo ni ningún otro objeto en el conducto auditivo de un gato. Podrías hacerle daño.
  • A la hora de limpiar las orejas a un gato, debes atender a la zona interna de la oreja, no al conducto auditivo. Es decir, si las orejas de los gatos son triangulares, peludas por el exterior y carnosas en la cara interna, debes limpiar esa parte de la cara interna que llega hasta lo que sería la base de la forma del triángulo. El conducto auditivo interno que ya no se ve ni debes intentar limpiarlo ni debes introducir ningún objeto para ello. Así podrás proteger a tu mascota de posibles daños.
  • Escoge un momento del día en el que tu gato se muestre tranquilo, relajado y confiado.
  • Coloca al animal encima de ti y acaríciale durante un rato para que se relaje.
  • Prepara una gasa mojada en suero fisiológico o agua oxigenada.
  • Limpia la zona carnosa interna de las orejas del gato, pasando la gasa humedecida sobre ella.
  • La limpieza de las orejas de un gato puede hacerse cada mes, aunque tú deberás estar atento a si la suciedad que acumula es demasiada como para esperar ese periodo de tiempo.
  • Ante cualquier tipo de duda en lo que respecta a la limpieza de las orejas de tu gato, o si detectas algún tipo de infección o anomalía en sus conductos auditivos, no dudes en consultar con un especialista. Lleva a tu mascota al veterinario para que chequee al animal y aplique el tratamiento más adecuado.

Sabiendo cómo limpiar las orejas a un gato, puedes proteger a tu mascota de la aparición de enfermedades auditivas o de infecciones en la zona.