Durante el verano, debes cuidar de tu mascota y protegerla del calor de las altas temperaturas.

SI convives con un can, es importante mantener hidratado a tu perro en verano.

Al igual que las personas, los animales también pueden sufrir golpes de calor y sofocos.

Para evitar sufrimientos o sustos innecesarios, ten en cuenta los siguientes consejos para mantener hidratado a tu perro en verano:

  • Lo primero que debes pensar es en su estancia en la casa: dentro del hogar, coloca varios recipientes con agua en diferentes lugares distribuidos por la casa. La idea es que el perro pueda beber agua siempre que lo requiera y la tenga siempre a mano.
  • Cambia el agua de los bebederos que utiliza tu mascota con frecuencia para que siempre se mantenga fresca.
  • Busca un lugar en la casa para que el perro pueda estar tumbado o sentado que sea fresco, a la sombra y lejos de focos de calor para proteger a tu mascota de golpes de calor.
  • En el jardín, procura que tu perro cuente con un lugar para él a la sombra.
  • En zonas exteriores de la casa, también debes colocar bebederos distribuidos para que el perro se hidrate bebiendo siempre que quiera.
  • Si tienes aire acondicionado en casa y cuentas con jardín, piensa que habrá muchos momentos, sobre todo en las horas centrales del día, que son más calurosas, en los que el perro se sentirá más cómodo en el ambiente fresco que estos aparatos generan.
  • Evita que tu mascota realice demasiado ejercicio en horas del día demasiado calurosas. Lo ideal es que le pasees por la mañana temprano y cuando haya caído la tarde, que es cuando los rayos del sol inciden con menos fuerza.
  • Si paseas con tu mascota, no olvides llevar siempre una botella de agua para que puedas hidratar a tu perro a cada rato.
  • En el jardín, puedes refrescar a tu perro mojando su cuerpo con una manguera de agua. Esto le mantendrá fresco durante un buen rato.
  • Cuidado con los viajes en coche. El interior de los habitáculos de los vehículos adquieren temperaturas muy elevadas en verano. Procura ventilar bien el coche y refrescar con el climatizador el interior, antes de montar a tu mascota en él.

Cuidar de tu mascota siguiendo todas estas recomendaciones para mantener hidratado a tu perro, hará que el animal pase un verano feliz y libre de molestias derivadas del calor.