Cómo quitar el mal olor de la arena del gato es una pregunta que todos los dueños, de estas maravillosas mascotas, se han formulado alguna vez.

Los felinos son animales muy independientes, silenciosos y hogareños. Proporcionan una excelente compañía y una de sus ventajas es que no hay que sacarles a la calle a  pasear para que realicen sus necesidades, lo cual resulta de una gran comodidad para sus dueños, ya que les ahorra tiempo. A los gatos les basta con una bandeja llena de arena especial para ellos, para que, sin ayuda de nadie, realicen sus necesidades de forma limpia y discreta.

Desde pequeños y por instinto natural, buscarán su bandeja de arena y siempre realizarán allí sus necesidades, sin ensuciar cualquier rincón de la casa.

Existen en el mercado multitud de marcas y tipos de arena para gatos, unas más efectivas que otras dependiendo de su nivel de absorbencia y durabilidad. Pero lo cierto es que antes o después, la arena comenzará a oler pasado un tiempo.

¿Quieres saber cómo quitar el mal olor de la arena del gato?

  • Una vez que la arena comienza a oler, lo más efectivo e higiénico es cambiarla por otra nueva.
  • Para lograr que la arena del gato aguante más tiempo sin olor, puedes alternar dos bandejas. Cuando cambies la arena de una, echa la arena nueva en otra bandeja limpia diferente a esa. Lava con agua y jabón la bandeja recién vaciada. Así quedará limpia para usarla la próxima vez que tengas que volver a cambiar la arena sucia del gato. De esta forma, las bandejas tardarán más tiempo en quedar impregnadas con el olor de orina y heces.
  • Cada vez que el gato deposite heces en la arena, retíralas con una pequeña pala. No las dejes en la arena hasta que se sequen.
  • Si añades bicarbonato de sodio a la arena del gato, ésta aguantará más tiempo sin malos olores.
  • Procura que la bandeja con arena para el gato esté situada en una zona de la casa aireada. Así no permitirás que el olor que desprende quede concentrado en una estancia.
  • Limpia las zonas que rodean la bandeja, así como la base de la misma. Muchas veces caen restos de arena sucia que también desprenden olor.

Como puedes comprobar, saber cómo quitar el mal olor de la arena del gato es muy sencillo. Tan sólo hay que ser constante y mantener una limpieza periódica de la zona.