Llevarse como el perro y el gato, puede significar tener una relación amigable. Y es que, la mala relación de perros y gatos sólo responde a un mito.

Lo cierto es que, si sigues unos cuantos consejos para una buena convivencia de perros y gatos, es perfectamente posible que estos dos tipos de animales compartan espacio en tu casa con total paz y tranquilidad.

Es más, la convivencia de perros y gatos puede ser maravillosa y ambos pueden llegar a ser grandes compañeros y amigos.

Sigue estos consejos para una buena convivencia entre perros y gatos, y compruébalo tú mismo:

  • Criar a las dos especies de animales juntos, desde que son pequeños, facilitará bastante la tarea a la hora de que se adapten el uno al otro y de que cada uno se acostumbre a la presencia del otro.
  • Procura que, la primera vez que se vean, los animales estén tranquilos, saciados de comida y descansados.
  • Si alguno de los dos animales se muestra desconfiado, no le fuerces ni le obligues a acercarse al otro.
  • Ten paciencia. Los resultados positivos no suelen darse de forma inmediata. La adaptación conlleva un tiempo de aprendizaje y aceptación por parte de los animales. No pierdas la calma y procura estar muy pendiente de ellos cuando estén juntos, sobre todo al principio de la convivencia.
  • Aunque convivan en la misma casa, es importante que cada uno posea su espacio individual, que sientan como propio: un rincón con su comida, una habitación, su espacio para dormir, etc. Si la convivencia termina siendo amigable, es muy posible que, incluso, salga de ellos mismos, comer juntos y dormir en el mismo lugar acurrucados uno pegado al otro.

Aun con todo, puede haber ciertos animales que no toleren la presencia de otros en su casa. Si, a pesar de tus esfuerzos y de haber aplicado nuestros consejos para una buena convivencia entre perros y gatos, no logras que alguno de ellos se adapte, piensa que se trata de un caso particular debido al carácter del animal, algo que puede ocurrir en ocasiones. En ese caso, no fuerces la situación.

Ya tengas un perro, un gato o ambos, garantiza su seguridad como la del resto de la familia con el mejor seguro de mascotas.