Disfrutar tranquilo de tus vacaciones depende en gran parte de garantizar la seguridad y comodidad de todas las personas que te acompañan, pero también de tu animal de compañía.

Si te dispones a desplazarte en un vehículo, atento a los siguientes consejos para viajar con tu mascota en el coche este verano. Nos centraremos en los animales más habituales en los hogares: perros y gatos.

Tenlos en cuenta si eres de los que no conciben una escapada sin tu querida mascota. Si no te quieres separar de ella y vas a usar el coche para un viaje largo, haz que tu animal viaje seguro y tranquilo:

  • A muchos animales les produce estrés viajar: para evitar nerviosismo, procura que el perro o el gato estén cansados antes de introducirlos en el coche. Una buena sesión de ejercicios y juego antes de viajar, logrará que el animal suba relajado al vehículo.
  • Evita que tu mascota realice comidas demasiado copiosas antes de un viaje largo en coche. Así evitarás que se sienta mareada o con ganas de vomitar.
  • Otro consejo para viajar con tu mascota en coche este verano, es que nunca transportes a tu mascota suelta dentro del habitáculo del coche. Siempre debe ir dentro de su correspondiente trasportín y este debe estar adecuado al tamaño del animal, de tal forma que pueda ir tumbado y estirado, no encajonado.
  • Acondiciona el espacio donde va a viajar tu mascota. Haz que le resulte cómodo: su manta favorita, sus juguetes, etc. Todo lo que le resulte familiar ayudará a que tu mascota viaje segura y tranquila.
  • Mantén a tu animal hidratado. Lleva agua contigo para que tu mascota pueda beber siempre que lo requiera.
  • Detén el vehículo cada hora para que tu mascota pueda darse un paseo, estirar las patas y desentumecer el cuerpo.
  • Mantén una temperatura agradable dentro del habitáculo del coche para que el animal no pase calor.

Todos estos consejos para viajar con tu mascota en el coche este verano, te ayudarán a tener un viaje tranquilo. Si haces que tu animal se sienta cómodo le evitarás nerviosismo, estrés y pasar un mal rato de agobio o miedo. Antes del viaje, procura que tu mascota se familiarice antes con el medio de transporte. Días antes del viaje, deja que el animal suba y baje del coche y se familiarice con su presencia y con su estancia en él. Puedes realizar trayectos cortos para que poco a poco se acostumbre al coche y tu mascota viaje segura.