Los felinos son mascotas asombrosas. Los gatos poseen un lenguaje secreto, una forma de estar que hipnotiza y fascina. Además son cariñosos y respetuosos.

El suave pelaje de los gatos es otra de las características de estos animales que encanta a cualquier amante de los mismos. Acariciar a nuestro gato sobre nuestro regazo, siempre resulta de lo más placentero.

Entre los cuidados que debes aplicar a tu mascota, están los cuidados del pelo de tu gato. Si quieres que tu gato luzca un pelaje brillante y suave, debes cuidarlo de manera rutinaria.

Los primero que debes saber es que los gatos pierden pelo. Sobre todo, la caída del pelo del gato en primavera es acusada porque son épocas en los que el animal muda su pelaje. Por lo tanto, debes cepillar con asiduidad el pelo de tu gato para eliminar ese pelaje muerto que tu mascota ya haya soltado.

Para cepillar el pelo de un gato, debes hacerlo con un cepillo específico para este tipo de animales, con cerdas finas y flexibles que eliminarán el pelaje suelto y la suciedad sin dañar su piel. El cepillado del pelo gusta a los gatos y les resulta placentero. Hazlo cada día para que lo mantenga limpio y desenredado.

Algo a lo que también debes atender es a la dieta que sigue tu mascota. Una buena alimentación es fundamental para que tu gato luzca un pelo sano, fuerte y brillante. Existe en el mercado una gran variedad de productos alimenticios y marcas. Si tienes dudas de cuál es la alimentación más adecuada para tu animal de compañía, no dudes en consultar con el veterinario o con un experto en nutrición canina para que te aconseje cuál es la comida más apropiada para tu gato dependiendo de su edad y raza.

Si bañas a tu gato, procura utilizar los productos adecuados. Es necesario que bañes a tu animal con un champú específico para gatos. Otro tipo de productos podrían dañar su piel y estropear el aspecto de su pelaje.

Por último, si detectas una caída de pelo excesiva o fuera de lo normal, así como heridas, sarpullidos o cualquier tipo de irritación en su piel, no dudes en acudir al veterinario. Proteger la salud de tu mascota es primordial y con un chequeo podrías detectar algún tipo de enfermedad que podría estar afectando al estado de la piel o del pelo de tu gato.