Avispas aparte, hoy vamos a hablar exclusivamente de las abejas y de su gran labor para con el medio ambiente. Es más, ¿sabrías que sin ellas el ser humano difícilmente existiría? Algunas de las otras muchas curiosidades que deberías saber sobre lo beneficiosas que son para nuestra salud y la de nuestro medio (aunque a veces nos piquen) son:

  • ¿Por qué sus celdas son hexagonales? Su objetivo es el de aprovechar al máximo el espacio y si fueran cuadradas o redondas no lo aprovecharían tan bien.
  • Las abejas reinas suelen vivir alrededor de tres años y las obreras sobre de tres meses.
  • Las colmenas también tienen su propia estructura de clases. Primero la abeja reina, luego las obreras y luego los machos o zánganos. ¡Asombroso!
  • El veneno que desprenden las abejas una vez pican (y por tanto mueren) se ha utilizado históricamente para tratar enfermedades como Parkinson, Alzheimer, artritis o artrosis.
  • Las abejas zángano son los machos fértiles que proceden de huevos sin fecundar. EL más fuerte, será el encargado de fecundar a la reina. Quien no lo consiga, tendrá que ir de colmena en colmena hasta que lo consiga.
  • Hay colmenas que pueden alcanzar una capacidad de hasta 100.000 abejas, la mayoría obreras.
  • Una vez cumplen los 21 días de vida, las abejas obreras han de salir a recolectar néctar, polen, propóleo y agua para que las glándulas que segregan cera no se atrofien. Es la etapa de las pecoreadoras. Toda esa mezcla, se convertirá en una fabulosa miel.

¡Verdaderamente apasionante! ¿Cómo pueden seguir tal nivel de organización? Es una sociedad totalmente organizada y siempre actúan igual.