Al atender al cuidado de nuestras mascotas cada día, nos sorprendemos con la de facetas que los perros tienen en común con las personas. Por eso a veces tienen comportamientos que nos parecen humanos.

Pero los perros también presentan cambios físicos que se asemejan a los que experimentamos las personas. En este sentido es normal que a un perro le salgan canas con la edad, al igual que nos ocurre a nosotros.

El motivo principal de la aparición de canas en un perro es, sin duda, la edad. El envejecimiento provoca su aparición. Pero hay otras causas que también pueden provocar la aparición de canas en nuestro animal, en algunos casos incluso de manera prematura. Entre estas causas se encuentran la alimentación, la herencia genética o algún posible problema de salud.

Inculcar unas normas básicas para educar al perro en casa, puede ayudar a reducir el nivel de estrés del animal. En el caso de canes con caracteres más impulsivos o extremadamente dependientes, saber inculcarles ciertas normas de comportamiento desde cachorros, podría evitarles el sufrimiento de picos de estrés ante determinadas situaciones que deberían vivirse como algo normal. Por ejemplo, un perro debe poder dormir solo y no en la cama de su dueño, o debe ser capaz de quedarse solo en casa, sin que todo ello le suponga entrar en un estado de estrés.

La salud emocional de los perros puede provocar la aparición de canas en nuestra mascota. En este aspecto de la salud mental de los animales es en el que se ha fijado una reciente investigación, motivo por el cual ha pretendido demostrar la relación entre el estrés en los perros y la aparición de canas en su pelaje.

Según este estudio, las canas pueden aparecer de manera prematura en perros que sufren estrés o presentan un carácter impulsivo. Para demostrarlo, analizaron la cantidad de canas presentes en el pelaje del hocico de 400 perros y comprobaron el grado de impulsividad y estrés de cada can, con ayuda de sus dueños.

Se hizo una comparativa entre todos los perros analizados y comprobaron como el estrés y el grado de impulsividad influía directamente en la cantidad de canas de su pelaje.

Con este descubrimiento, los dueños de mascotas podrían descubrir a través de la detección de canas prematuras en el hocico de su perro, que el animal puede estar viviendo algún episodio estresante.

Evita el estrés en tu animal y la consiguiente aparición de canas prematuras, educándole de la manera adecuada, cuidando su salud y mostrándole todo tu cariño. Pasar tiempo con tu mascota, pasear con ella, llevarla a parques caninos, etc. puede ser una buena terapia para su salud mental.