La manera de comunicarse de los gatos es muy particular. Saber interpretar sus reacciones, sus comportamientos y sus posturas corporales puede ayudarte a cuidar de tu mascota, pues te permitirá saber si se encuentra bien o mal.

A través del modo de maullar, la posición de su cola, su parpadeo o la posición de las orejas pueden estar comunicando muchas cosas sobre lo que está sintiendo nuestra mascota en ese momento.

El lenguaje secreto de los gatos puede dejar de ser un misterio si sabes interpretar sus señales y estás atento al animal.

  • La posición de las orejas de los gatos: Las orejas rectas o inclinadas hacia delante pueden ser signo de alerta, de curiosidad o de alegría. Sin embargo, si tu felino posiciona sus orejas hacia atrás, es posible que esté asustado o irritado
  • La posición de la cola: esta parte de su cuerpo ofrece también una herramienta para la comunicación del gato. Una cola erguida y erizada es señal de que el gato está nervioso y agresivo. Esta forma de mostrarse suele ir acompañada por un arqueamiento de la espalda. Sin embargo, la cola también puede aparecer erguida, pero no erizada. En este caso, puede ser señal de que está alerta ante movimientos que se producen a su alrededor, aunque no por ello debe significar que el animal se encuentre nervioso. Los gatos pueden erguir la cola en señal de alegría o recibimiento. La cola bajada en los gatos es signo de que el felino se encuentra relajado. Observa la punta: si está erguida y mueve la cola hacia los lados, puede ser señal de que se encuentra estresado por algo o de que la seguridad del animal se está viendo amenazada por algún elemento externo.
  • El lenguaje de los gatos a través de los ojos: La mirada felina resulta enigmática e incluso inquietante. No cabe duda de que los ojos de un gato son hermosos. Pero, sobre todo, a través de ellos, expresan emociones. Un parpadeo lento significa que el animal está relajado. Unas pupilas muy dilatadas pueden ser señal de que el gato está atento a algo, pero también puede significar que se encuentre asustado.
  • Los sonidos del gato: es el último modo de comunicación que nos desvela el lenguaje secreto de los gatos que te vamos a indicar. Si estás atento, podrás interpretar a través de ellos su estado de ánimo. Un ronroneo, por lo general, es señal de bienestar y tranquilidad, pero también puede ronronear si el animal está enfermo. Un maullido constante y de bajo tono es señal de demanda (comida, caricias, etc.). Un aullido es signo claro de nerviosismo y estrés.

Entender el lenguaje secreto de los gatos depende mucho del conocimiento mutuo. Compartir el tiempo con tu mascota te ayudará a conocer sus reacciones ante cada uno de los estímulos a los que se ve sometida. Un buen entendimiento te ayudará a conocer sus necesidades, de forma que te será más fácil garantizar el bienestar de tu mascota.