Cuando pensamos en un gatito lo primero que nos viene a la cabeza es la imagen del minino con su platito de leche. Sin embargo, ¿es tan buena la leche para ellos como creemos?

Para empezar, no debes pensar en la leche como un alimento completo ni equilibrado y de su consumo, los gatos, no pueden obtener todos los nutrientes que necesitan de ella. Aún así casi cualquier gato se volverá loco si le ofreces un platito con leche porque les encanta.

La leche Sí es buena para los gatitos. Los cachorros necesitan la leche para crecer y desarrollarse de forma óptima, pero, no cualquier leche, sino la de su madre. Y, en caso de no ser posible alimentarnos con la leche materna, por ser gatos abandonados o huérfanos, hay que darles una leche maternizada especial, pero NUNCA leche de vaca.

No obstante, ningún preparado será tan bueno como la leche materna, porque a través de ella se facilita que el gatito tenga un sistema inmunológico fuerte y no enferme. Por eso, siempre que sea posible, intentaremos que los gatitos se alimenten de la leche de la madre.

En este sentido, la leche es buena para los gatos pequeños y es necesaria durante su etapa de crecimiento. Deben tomarla desde su nacimiento hasta cumplir al menos 4 semanas de edad, entonces ya podrán empezar a comer latitas o pienso humedecido para cachorros. Después del destete, no necesitan volver a tomar leche.

Como es la leche maternizada

La leche maternizada es un tipo de alimento que debes ofrecerle a los gatitos huérfanos que no puedan ser alimentados alimentarse con leche materna. También se puede recurrir a ella cuando la leche materna es de mala calidad, la madre ha tenido una camada muy grande y no hay suficiente para todos o bien cuando se observa que una de las crías está más débil que el resto.

Este tipo de compuesto contiene calostro, la primera leche que reciben los gatitos de su madre, como la que reciben los bebés, que es un tipo de leche repleta de nutrientes y anticuerpos naturales que fortalecen el sistema inmunitario. Asimismo, pueden estar enriquecidas con otra serie de vitaminas y minerales, y con ácidos grasos esenciales que contribuyen al correcto desarrollo del cerebro y la vista.

¿Deben tomar leche los gatos adultos?

Lo primero que debes saber es que los gatos adultos no necesitan tomar leche. Es más, a muchos les sienta mal porque no son capaces de digerirla y les provoca problemas gástricos como vómitos.

Los gatitos tienen una enzima digestiva que se encuentra en el intestino delgado, la cual se encarga de descomponer la lactosa presente en la leche para poder digerirla bien, la lactasa –esta enzima también está presente en los humanos-. A medida que crecen y se hacen adultos, pierden esta enzima y, por tanto, la capacidad de digerir la leche.

Su ingesta les puede provocar intolerancia y causar problemas digestivos como:

  • gases
  • vómitos
  • diarreas
  • hinchazón
  • dolor de estómago

Esta incapacidad se conoce como intolerancia a la lactosa, igual que en las personas.

Por estos motivos, la leche de vaca en gatos adultos está totalmente desaconsejada, porque contiene un alto nivel de lactosa. Por otro lado, las leches diseñadas especialmente para gatos, utilizadas como alimento complementario o premio, tienen un bajo contenido en lactosa que favorece una buena digestión y no daña su estómago.

Si lo que quieres es ofrecerle en su bebedero a tu gato leche, debe buscar en el mercado este tipo de leches especializadas para que la consuman sin riesgo.

Si tienes cualquier duda al respecto, no dudes en consultar con tu veterinario que te aconsejara sobre la alimentación de tu gato.