¿Alguna vez te has preguntado si los perros sudan? Pues la respuesta es sí, los perros sudan, y aunque no tienen glándulas sudoríparas como nosotros, usan las almohadillas de sus patas y la boca para expulsar el calor.

Seguro que has visto, alguna vez, como dejan sus huellas a su paso. Pues ahí, tu peludo está eliminado el exceso de calor que acumula su cuerpo. Este es el motivo principal por el cual, deberías mantener siempre sus almohadillas limpias.

Almohadillas de las patas

Es la principal forma de sudar que tienen los perros. La capa de grasa, que contienen las almohadillas de las patas, no solo le permite amortiguar los golpes y funcionar como un aislante de las altas temperaturas del suelo sino, también,  son un mecanismo de sudoración pero… ¿las almohadillas son suficientes para eliminar todo el calor que desprenden? No, también lo eliminan a través de la lengua y la respiración.

La lengua

La lengua es otro de los órganos que tu peludo usa para disipar el calor intenso. Por este motivo, cuando tienen mucho calor ya sea porque han hecho ejercicio o por las altas temperaturas, es muy común que saquen la lengua, jadeen y respiren de forma acelerada. Es la combinación de los jadeos y la lengua lo que ayuda a regular la temperatura del perro, recuerda que su temperatura debe estar entre los 38,5 y 38,8 grados.

Y aunque la lengua no suda, como les pasa con las almohadillas, les ayuda a evaporar el agua y refrigerar su organismo.

Cara y orejas

La cara y las orejas también colaboran en la refrigeración de tu perro. Cuando el cerebro de la mascota, detecta que hay un aumento de la temperatura, rápidamente se activa y ordena a las venas de las orejas y la cara, que se extiendan para canalizar mejor el calor.

 

Ahora ya sabes que los perros sí sudan aunque no como las personas. Y recuerda, este verano, mantén a tu mascota hidratada y siempre protégela con el mejor seguro de mascotas