Los gatos persas son una de las razas felinas más admiradas por los amantes de los animales.

Sus peculiares características físicas y su afable carácter, hacen de esta raza de gato una de las más curiosas y solicitadas.

Los gatos persas son inconfundibles debido a su particular aspecto físico:

  • Pelaje largo.
  • Patas cortas y anchas.
  • Ojos grandes y expresivos.
  • Nariz chata.
  • Su color, tamaño y tipo de pelaje, pueden variar, existiendo así hasta trece variedades de gatos persas.

Se cree que los gatos persas llegaron a Europa en el siglo XVII, procedentes de la antigua Persia y de Turquía. Se consideraban animales de lujo, muy exóticos, por lo que esta raza siempre se ha asociado con la nobleza, la realeza y la vida acomodada. Estas circunstancias han hecho que hoy los gatos persas posean un carácter más tranquilo y tolerable que otras razas. Acostumbrados a vivir en casas, los gatos persas, son felinos de interior muy afables y cariñosos, que carecen del instinto de supervivencia y de la independencia que poseen otros gatos. Los gatos persas son, en este sentido, perfectos para vivir en el interior de casas y pisos.

Esta vinculación de los gatos persas al lujo y a la nobleza ha perdurado hasta hoy, siendo muchos los famosos de reconocido prestigio internacional que poseen un gato de esta raza.

En cuanto a los cuidados de los gatos persas, hay que centrar mucho la atención en su largo pelaje. Éste es precioso, pero hay que cuidarlo y cepillarlo todos los días para evitar que se enrede. El gato persa requiere de habituales visitas a la peluquería cada dos meses.

En cuanto a la salud de los gatos persas, hay que decir que estos felinos, por lo general, gozan de muy buena salud. Son gatos que no suelen tener problemas en este sentido. Aunque sí es cierto que muchos de ellos pueden presentar la enfermedad del riñón poliquístico. Si aparece esta dolencia, el gato persa puede vivir de forma normal y duradera siguiendo el tratamiento médico adecuado.

Aun así, si tu gato persa es un animal completamente saludable, recuerda que, como todo animal, debe acudir a sus revisiones en el veterinario.