Los dueños de gatos pueden estar seguros de que su animal será tratado como el más respetable de los huéspedes durante las vacaciones. Y es que, los hoteles para gatos son una realidad que, lejos de asemejarse a una cárcel en el que los animales, quedan encerrados en jaulas, está pensada para que nuestro felino disfrute de todo lo que le gusta mientras nosotros descansamos.

Cuando llega la época de vacaciones, muchos se encuentran con el problema de qué hacer con su mascota. A muchas de ellas, no les gusta viajar, hay destinos turísticos que no admiten animales y dejar a nuestro gato al cuidado de otra persona de confianza es un favor que se ven obligados a pedir. La realidad es que no logran viajar tranquilos pensando en su mascota y en las molestias que ésta pueda ocasionar durante su ausencia.

Una buena solución son los hoteles para gatos. Cada vez existen más centros de residencia para gatos destinados a albergar a estos animales.

Una búsqueda rápida a través de Internet, te permitirá comprobar todos los servicios, que ofrecen los hoteles para gatos. En general consisten en:

  • Servicio de recogida y entrega a domicilio.
  • Personal especializado y profesionalizado.
  • Vigilancia del animal las 24 horas del día.
  • Control sanitario diario. Posibilidad de asistencia veterinaria en caso de que la necesite en cualquier momento.
  • Estancias individuales climatizadas para cada gato, cómodas, confortables, higiénicas, espaciosas, con libertad de movimiento.
  • Atención personalizada de cada mascota.
  • Zonas de recreo con juegos y espacios al aire libre con acceso desde sus habitaciones.
  • Peluquería y servicio de lavado.
  • Servicio de adiestramiento para gatos con problemas de conducta.
  • Atención personalizada dependiendo de las necesidades particulares del animal.

Como puedes comprobar, los hoteles para gatos ofrecen todo tipo de comodidades y atenciones para que tu mascota se sienta mimada y cuidada. De esta forma, tu gato será el rey de la casa durante tu ausencia.

Disfruta de tus vacaciones sin preocupaciones. Los hoteles para gatos se convierten en una buenísima alternativa para solucionar el dilema de qué hacer con ellos mientras nos encontramos de viaje.