No mientas, sabemos que el perro es el primero en recibir los regalos cada año, ¡incluso antes que tu familia! Es el verdadero amor de nuestras vidas, ¡asumámoslo!

Este año, puedes pedir a Santa Claus o a los Reyes Magos regalitos como los siguientes.

  • Un kit formal para sus eventos navideños. Puede ser un trajecito de chaké negro, ¡no puede faltar en ningún armario perruno! Un jersey navideño típico estilo british o, lo mejor de todo, si le gusta lucir un estilo casual pero informal, ¡un collar pajarita le convierte en todo un Lord!
  • ¿Qué tal adoptar un novio o novia? ¡Esto sí que es un regalazo! Eso sí, toda la familia debe estar muy predispuesta a recibir un nuevo miembro. El amor que os dará, será infinitamente mayor que todos vuestros cuidados, ¡siempre!
  • Un juguete irrompible. ¿Le llegará al año siguiente? Desde aquí, ya te adelantamos que no pero bueno, teníamos que intentarlo.
  • Un kit de recompensas para saborear durante el año, siempre y cuando se porte bien.  Esto último, eso es otro cantar…
  • Nuevos utensilios de paseo: su botella de agua, una correa nueva personalizada con collar a juego… ¡qué coquetos son!

ESO SÍ, TAMBIÉN NECESITARÁ SU PROPIO SEGURO DE MASCOTAS

  • ¿Qué tal si te limpian la casa mientras juegan? En el mercado hay una especie de mopas que se pegan en sus manitas. ¡Ideal para pasar un momento divertido!
  • Un chubasquero, ¡lo agradecerás en los días de lluvia.

No te olvides de envolver los regalos, ¡lo que más les gusta es arrancar el papel! En eso no nos diferenciamos tanto de ellos…