Ser propietario de una mascota, conlleva una serie de responsabilidades que debes aplicar para cuidar de  un animal, y la aceptación de una serie de normas que, si no se cumplen, pueden acabar con una sanción.

Las sanciones más comunes a dueños de mascotas, suelen ser sufridas sobre todo por los propietarios de perros, ya que el can es el tipo de animal de compañía más común en millones de hogares, y que más comparte espacios comunes con otras personas y otros animales de su misma especie, debido a su necesidad de ser paseados.

Las sanciones a dueños de perros pueden variar dependiendo de la ciudad y de la normativa impuesta por cada municipio.

Las sanciones más comunes a dueños de mascotas de este tipo son:

  • No recoger los excrementos del perro: aunque cada vez existe más concienciación, aún hay personas que hacen un uso indebido de los espacios públicos, dejando los excrementos de su animal en el suelo. Las sanciones pueden oscilar entre los 150 euros y los 700 euros, dependiendo de la zona donde ocurra la infracción. Si es importante cuidar de tu mascota y pasear junto a ella todos los días, igual de importante es que lo hagas con responsabilidad.
  • Llevar al perro suelto sin correa, es otra de las sanciones más comunes a dueños de mascotas. Hay espacios destinados al paseo de los perros donde, dependiendo del municipio, sí se permite que estos animales vayan sueltos siempre que estén vigilados por sus dueños, pero hay zonas públicas donde es obligatorio que el perro vaya atado. Infórmate bien al respecto, porque las multas pueden ser costosas, sobre todo si has sido sancionado anteriormente por este mismo motivo o si tu perro pertenece a una raza de las consideradas potencialmente peligrosas. Las sanciones pueden variar desde los 100 euros hasta incluso los 2000 euros.
  • El abandono o el maltrato animal. Es una de las lacras de nuestra sociedad que cada vez más personas consideran que no termina de sancionarse con la contundencia suficiente. La concienciación cada vez es mayor, pero aún queda mucho por hacer a este respecto. Por desgracia, aún existen dueños de perros que no son conscientes de que es su deber proteger a la mascota o animal de compañía de todo mal. Este tipo de actitudes están consideradas como delito por el Código Penal. Las sanciones para dueños de mascotas que maltratan o abandonan a sus animales pueden oscilar entre los 500 euros hasta los 20.000 euros. Incluso, puede conllevar pena de cárcel.