Cuando pensamos en el cuidado de mascotas como gatos, debemos pensar, con lo que vamos a mostrar a continuación, que precisamente el gato es un animal tremendamente inteligente y muy capaz de cuidarse solo.

Investigadores japonenses de la Universidad de Kyoto han llegado a una conclusión sorprendente que tiene que ver con los felinos: los gatos entienden algunos elementos de la Física, así como el principio de causa y efecto.

Que los gatos son animales listos y su inteligencia no es un secreto, pero ¿hasta ese punto? 

No sólo eso. Según esta investigación, los gatos pueden llegar a predecir dónde se encuentra un objeto antes de verlo, gracias a la combinación de ese entendimiento mencionado con anterioridad con su agudo sentido del oído.

El experimento llevado a cabo y que ha sacado todas estas conclusiones, es el siguiente:

Se grabó en vídeo a treinta gatos que observaban cómo una persona agitaba un recipiente. Lo que se pretendía era averiguar si los felinos utilizan una regla causal para dar por hecho que el recipiente contiene o no un objeto, mediante la existencia o no de sonido mientras se sacudía dicho recipiente.

La pregunta que plantearon los investigadores era: ¿los gatos esperan que un objeto caiga tras agitar y voltear el recipiente?

A los gatos se les sometió a diferentes situaciones. En algunos casos la sacudida del recipiente iba acompañada de un ruido. En otros casos la sacudida era silenciosa, para hacer ver a los gatos que el recipiente estaba vacío.

Después de voltear el recipiente, en algunos casos se mostraba un objeto cayendo y en otros no.

A veces las leyes de la física aplicadas eran lógicas: si durante la sacudida se producía un sonido, lo lógico es que el recipiente contuviese un objeto que efectivamente cayó al voltearse dicho recipiente.

En otros casos las leyes de la física eran ilógicas: al sacudirse el recipiente no se producía ningún sonido, sin embargo al voltearse dicho recipiente, sí caía un objeto. También ocurría que no había sonido pero sí que caía un objeto.

¿Cómo era el comportamiento de los gatos? Prestaban más atención a los recipientes que al ser agitados producían un sonido. Es decir, los gatos usan una ley física para predecir que ese recipiente contiene un objeto o no.

Además, los gatos prestaron mucha atención a aquellos recipientes que al ser agitados no sonaron pero que al ser volteados dejaron caer un objeto. A los gatos les llamó especialmente la atención esto. Pareciese que tal incongruencia física les descuadraba.

Dicha conclusión está estrechamente relacionada con el instinto de caza de los gatos, la cual aplican mediante el oído.