Era una petición que la mayoría de dueños de perros solicitaban sin cesar y, por fin, se les ha escuchado: los perros ya pueden viajar en el metro.

El día 5 de julio la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, aprobó la entrada de estas mascotas a las instalaciones del Metro de Madrid.

Esta práctica ya era habitual en otras ciudades europeas como Bruselas, Lisboa o Londres. Con la intención de equiparar a Madrid a otras capitales europeas y haciéndose eco de las diferentes asociaciones de animales y de la petición de los ciudadanos, la presidenta de la Comunidad ha dado el paso, para felicidad de todos aquellos que ya pueden acceder al Metro con sus fieles amigos.

El acceso de los perros al Metro de Madrid es gratuito pero, la medida viene impuesta con ciertas normas que los dueños de los animales tendrán que respetar, pensando sobre todo, en aquellas personas que puedan sentirse incómodas por la presencia de canes, ya sea por motivos alérgicos o porque tengan miedo a este tipo de animales.

No puede llover al gusto de todos y la medida, como era de esperar, ha sido recibida con gran alegría por unos y con resignación por otros.

Para evitar problemas, cada persona que decida acceder al Metro de Madrid con perros, lo podrá hacer sólo con uno, no más.

El horario también será restringido para las mascotas. No podrán acceder al metro en hora punta, cuando el volumen de viajeros es muy elevado. Esto significa que los perros no podrán viajar en el Metro de Madrid de 7:30 horas a 9:30 horas, de 14:00 horas a 16:00 horas, ni de 18:00 horas a 20:00 horas.

Sí que se podrá ampliar el horario de acceso en festivos, fines de semana y meses de verano.

El espacio para los perros en el Metro de Madrid también será limitado, todos los canes deberán viajar en el último vagón, identificados con el microchip correspondiente, atados con correa y portando bozal.

Para garantizar la seguridad, los perros no podrán usar las escaleras mecánicas, aunque sí las escaleras convencionales y los ascensores.

Su acceso, además, podrá ser restringido por algún motivo puntual, si se considera necesario.

En cualquier caso, la permisión del acceso de los perros al Metro de Madrid es una buena noticia, sin duda, para todos los dueños de estos animales a los que la medida les puede facilitar la libertad de movimiento junto a su querido animal de compañía.