Las mascotas para niños son una compañía, que puede ayudar a los más pequeños en el proceso de su educación.

Que los niños de la casa tengan un ser vivo a su cargo, aporta multitud de beneficios:

  • Los niños desarrollan el sentido de la responsabilidad. Antes de regalarles una mascota, debes hablar con ellos y explicarles los cuidados que un animal requiere. Aunque deberás ayudarles, los niños deben ser conscientes de que un animal no es un juguete, es un ser vivo al que hay que alimentar, limpiar, etc.
  • Las mascotas para niños suponen una compañía constante para éstos. Una mascota puede convertirse en un amigo más con el que disfrutar, al que abrazar o con el que sentirse acompañado cuando sientan miedo o tristeza.
  • Las mascotas ayudan a que los niños se sociabilicen más. Para los que tienen un carácter más tímido, una mascota puede ser el perfecto instrumento a través del cual descubrir y expresar sus sentimientos y sus afectos.
  • Aprender a respetar a un animal es aprender a respetar la vida y la naturaleza en general. Las mascotas para niños logran que éstos crezcan más concienciados de la importancia que todo ser vivo tiene en el mundo. Una mascota logra que se cree empatía con la alegría o con el sufrimiento ajeno.
  • Las mascotas mantienen entretenidos y activos a nuestros hijos.

Cuando se trata de elegir mascotas para niños, es importante que tengas en cuenta la edad y tamaño del pequeño, su madurez, su sentido de la responsabilidad y su nivel de consciencia.

Con esto, lo que queremos decir es que no puedes pretender que un niño de dos, tres o cuatro años sea responsable con los cuidados de un perro al que hay que bañar, sacar a pasear, alimentar, etc.

Hay mascotas que requieren menos atenciones que otras: un pez, una tortuga, un hámster, un conejo... pueden ser mascotas perfectas para niños de entre tres y cinco años.

Los gatos pueden resultar fáciles de cuidar para un niño de ocho años.

Los perros, sobre todo si son de gran tamaño, déjalos para niños más mayores. A partir de los diez años, hay razas de perros de las que un niño de esa edad puede aprender a hacerse cargo.