Adiestrar y educar a un perro es una tarea que requiere de paciencia, constancia y cariño. Saber educar a nuestra mascota en casa puede evitar que tenga comportamientos molestos para las personas que conviven con ella, o mejor aún, que puedan ponerle en peligro o hacerle sufrir de alguna manera. Por lo tanto, conocer las normas básicas para educar a tu perro en casa, es una manera de proteger y cuidar de tu mascota, además de hacer más fácil la convivencia con ella. Para lograr que tu perro se comporte de forma adecuada, bastará con que aprenda unas pocas pautas de comportamiento en casa. Toma nota de cuáles son y cómo lograr que tu perro las interiorice y las ponga en práctica:

  • Logra que tu perro permanezca sentado cuando quieras: hay situaciones que alteran a los perros. Cuando comemos es habitual que el perro de la casa esté merodeando entre los comensales, esperando que alguien le ofrezca algo de comida. Si hay reuniones de mucha gente, el perro puede ponerse nervioso y andar por el medio de un sitio a otro. Desde que es un cachorro puedes usar la palabra “Sit” acompañada de un gesto corporal de la mano, que indique lo que quieres que haga el animal. Cuando se siente, recompénsale con una caricia o una chuchería.
  • Logra que tu  mascota acuda cuando la llames: esta es una de las principales conductas que debes inculcar en tu animal de compañía. Puedes lograrlo con unas normas básicas para educar a tu perro en casa y que te ayudarán a que acuda a tu llamada sea cual sea el lugar donde se encuentre. Si logras que acuda,  evitarás eternizar el tiempo cuando, por ejemplo, estando en el parque, debas volver a casa y el perro no te haga caso. Además, podrás proteger a tu mascota de que se vaya con desconocidos o de que se pierda. Para ello, puedes usar la palabra “ven” o llamarle por su nombre. La voz debe ser clara y contundente. Puede ir acompañada de un gesto. Recuerda durante el proceso educacional, recompensar a tu perro cuando obedezca.
  • Logra que tu perro pasee tranquilo junto a ti con la correa: este comportamiento lo puede aprender también en casa. En tu propio hogar, puedes comenzar a lograr que el perro se vaya familiarizando con la correa. En tu casa, usa la correa de juego con él, para que la identifique como algo divertido. Al pasear, hazlo con correa corta durante el aprendizaje y da pequeños tirones cada vez que tu perro haga el amago de alejarse.

Cuida de tu mascota aplicando estas normas básicas para educar a tu perro en casa. Todos los miembros del hogar debéis aplicar las mismas pautas al enseñar al animal las conductas adecuadas. Recuerda no contradeciros.