Los animales, al igual que las personas, pueden padecer enfermedades degenerativas: un ejemplo de ello es la osteoartritis en perros. Esta patología de las articulaciones, es inevitable y no tiene cura, pero podemos hacer que sea más llevadera para nuestra mascota. En efecto, la osteoartritis en perros es una enfermedad muy dolorosa causada por la degeneración de las articulaciones. Es progresiva, empeora los cartílagos y, desgraciadamente, únicamente podemos emplear soluciones paliativas. Ahora bien, si se pone el tratamiento adecuado se puede reducir el dolor y disminuir el daño en las articulaciones. Detectando la osteoartritis a edad temprana, se puede ralentizar su evolución, pero la dificultad radica en que es complicado detectar los síntomas. Esta enfermedad afecta a muchos animales de todas las edades, pero tienen más probabilidad de padecerla los perros grandes. Cómo ayudar a nuestro perro durante la enfermedad:

  • Con control del peso. Si hacemos un seguimiento del peso de nuestro perro, estaremos ayudando en el tratamiento, ya que será más efectivo. Debido a la pasividad que adoptan los animales aquejados de esta enfermedad, no es raro que además padezcan sobrepeso; por tal motivo es importante controlar lo que comen y lo que pesan.
  • Con terapia física. Ayudar a hacer ejercicio al perro hace que se mantenga la masa muscular y la flexibilidad de las articulaciones. Pero tampoco el exceso es bueno, porque puede producir el efecto contrario, dañar más las articulaciones. Es recomendable la natación –aprovechad los paseos al campo en ríos o lagos-, ya que aumenta la masa muscular sin causar ningún daño.
  • Con condroprotectantes. Estos compuestos, ayudan a que el cartílago no se rompa y reduzca el avance de la enfermedad. Son efectivos si se usan desde el principio en forma de inyecciones o en modo oral. Algunos fabricantes de alimentos ya introducen este compuesto en la comida de perros.
  • Con complementos. Muchos alimentos de perros ,contienen complementos anti inflamatorios como, por ejemplo, el omega 3 y las vitaminas C y E. Estos nutrientes ayudarán a nuestra mascota a reducir el dolor de las articulaciones.
  • Con mucho cariño. Hay que recordar que la osteoartritis en perros es una enfermedad, y por ello el estado anímico de nuestra mascota decaerá. Es fundamental estar a su lado en estos momentos y ayudarle lo máximo posible, para que sienta que estamos a su lado y no se deprima, ya que eso puede hacer que evolucione más rápido la enfermedad.

¿Quieres conocer el nuevo seguro para mascotas que comercializamos en El Corte Inglés Seguros?