A lo largo de toda la geografía española existen parques caninos pensados para que, aquellas personas que conviven con sus perros,  puedan acudir a ellos y disfrutar junto a su mascota de un día de juego.

Para lograr el bienestar de tu animal de compañía, es fundamental ofrecerle esos momentos de relax y diversión. Los perros son animales a los que, la compañía el cariño de su dueño, les beneficia enormemente; pero también los estímulos que les proporciona la socialización con otros perros.

Los parques caninos tienen unas características concretas que han sido pensadas para cubrir todas las necesidades del animal y de su dueño. Algunos, son exclusivos para este fin y otros, como por ejemplo, el ubicado en el Parque del Retiro de Madrid, se incluyen dentro de la enorme extensión que ofrece este recinto.

Los parques caninos no son simplemente recintos donde nuestros perros puedan hacer sus necesidades. Estos espacios ofrecen muchas otras ventajas para el animal.

Estas son las características de los parques caninos:

  • Están situados en zonas espaciosas, por lo que su extensión es lo suficientemente grande como para que nuestras mascotas puedan correr y jugar.
  • Los parques caninos suelen estar vallados, por la seguridad de nuestros perros, ya que si no correríamos el riesgo de que se escapen y se pierdan.
  • Cuentan con instalaciones pensadas para que tanto el perro como el dueño del animal se sientan cómodos. Poseen un área denominada “agility” para que los perros hagan ejercicio: vallas de salto, slalom, balancines, etc. Para los dueños de los perros existen bancos donde poder descansar mientras su mascota disfruta, papeleras y dispensadores con bolsas, fuentes, bebederos para los perros, etc.
  • Algunos parques caninos cuentan, incluso, con mesas para poder peinar a tu mascota.

Todos estos parques caninos ofrecen unas normas de obligado cumplimiento que debes tener en cuenta si acudes con tu mascota:

  • Las personas menores de edad, deben acudir a estos recintos acompañados siempre de un adulto.
  • Debes preocuparte de recoger los excrementos de tu mascota.
  • Los perros considerados potencialmente peligrosos deben llevar bozal durante su estancia en un parque canino.

Aparte de estas normas, existen otras que, aunque no están formalmente escritas, atienden al sentido común y suelen ser tenidas en cuenta por todos los que hacen uso de los parques caninos:

  • Debes procurar que tu perro esté bien adiestrado y socialice bien con el resto de animales, por la seguridad de las mascotas y para evitar problemas como peleas entre ellos.
  • Si tu perro está en celo, vigílalo de cerca para que no moleste a otros.
  • Mantén limpio el recinto.
  • Si tu perro es de pequeño tamaño, procura juntarlo en el área del parque canino donde se encuentren otros perros de su mismo tamaño.