Muchas personas no dudarán ni un segundo en contestar a la pregunta ¿perro o gato?, pero lo cierto es que los amantes de los animales a veces no lo tienen nada claro y no nos extraña. Ambas especies de animales pueden ser estupendas mascotas.

Existen tópicos que definen a cada especie de animal: los gatos son más independientes, los perros son más fieles, los gatos son más limpios, los perros son más cariñosos, los gatos son muy inteligentes, etc. Pero lo cierto es que si eres de los que tiene claro con cuál de los dos te quedarías, quizás te sorprendas de lo maravilloso que puede ser convivir con cualquiera de las dos mascotas, perro o gato.

Existen estudios que incluso tratan de demostrar que según qué tipo de personalidades y gustos, las personas se decantarán por un perro o por un gato.

En cualquier caso, en lo primero que debes pensar es en el cuidado de tu mascota y en su comodidad. Por lo tanto debes tener en cuenta el tiempo del que vas a disponer para cuidar de ella, el espacio que hay en tu hogar, si sufres algún tipo de alergia, etc.

Ambas especies, gatos y perros, disfrutan de la compañía de sus dueños, son cariñosos y requieren atención. No es cierto que los gatos son completamente independientes. El cuidado de las mascotas de este tipo debe ser igual de riguroso que el de cualquier otra. Es verdad que los felinos disfrutan de sus ratitos de soledad y tranquilidad, es cierto, pero son animales que buscan con mucha frecuencia la atención y el cariño de las personas. Además les encanta jugar, aunque a veces disfruten de esos momentos de silencio y relajación.

Sí que es verdad que los perros son más dependientes de sus dueños, ya que necesitan ser paseados y sacados a la calle al menos tres veces al día para que realicen ejercicio y para que puedan hacer sus necesidades. En este sentido debes tener en cuenta si dispones del tiempo necesario para cuidar de tu mascota como ella requiere.

El espacio también es importante. Por mucho que sueñes con tener un perro de gran tamaño, este no se sentirá cómodo en una casa de pequeño tamaño. Los gatos, en este sentido, se adaptan mejor a apartamentos, aunque sean pequeños, porque requieren de menos ejercicio físico que los perros.

Y tú ¿qué prefieres, perro o gato?