Los perros son animales con una increíble capacidad olfativa. Esta característica canina quiere ser aprovechada por el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.

Este centro, colaborando con la Asociación Española contra el Cáncer, cree que es posible entrenar a perros para detectar el cáncer de próstata.

Existen estudios que han demostrado que los perros son capaces de sentir la tristeza y el dolor humano y de consolarnos por ello, algo que ya resulta sorprendente. Pero en el caso que hemos mencionado al comienzo, el animal sería utilizado como una útil herramienta para detectar enfermedades graves como el cáncer de próstata.

Esto es posible porque el compuesto de las células cancerígenas es diferente al de las células normales, algo que puede ser detectado en la orina a través de la potente capacidad olfativa de los perros. Esto es, al menos, lo que el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia quiere demostrar durante dos años de investigación.

De ser cierto, sin duda se trataría de un método nada invasivo en comparación con otros medios aplicados a la detección de un cáncer.

Los dueños de mascotas siempre quieren cuidar de la salud de los animales con los que conviven. Ahora, el propio perro podría convertirse en un seguro de vida para los humanos.

Una primera fase de la investigación se focalizará en el adiestramiento de los perros y en su entrenamiento para la detección a través del olfato. Se trata de razas de perros cuyo olfato es especialmente sensible: beagle, podenco, teckel, springer y border collie.

Si para educar a un perro se siguen una serie de normas entre las que es común la del refuerzo positivo (premiar al perro cada vez que obedece y hace lo que le decimos), para entrenar al can en esta investigación, se empleará el mismo método. A través del refuerzo positivo el animal agudizará su olfato para detectar las células cancerígenas.

Para lograr esto, también será necesario realizar una segunda fase de análisis de los procesos y rutas de los metabolitos, presentes en el cáncer de próstata. Por lo tanto, esta investigación, no sólo puede ayudar a detectar de una forma más sencilla y menos invasiva el cáncer, algo que los pacientes agradecerán sin duda, sino que seguramente también va a servir para conocer mejor el comportamiento, los procesos bioquímicos y las rutas seguidas por dichas células cancerígenas, lo que puede suponer un gran avance en el campo oncológico.

Cuidar de la salud de nuestras mascotas es un deber. Ellas puede que lo hagan por instinto natural.