Si hay una serie de alimentos prohibidos para perros, desde luego los vegetales no están en esa lista.

Los perros suelen incluir en su dieta carne y vegetales, pero algunos pueden adoptar las costumbres de sus dueños. Si estos son vegetarianos, sus perros pueden adoptar los hábitos de consumo de sus dueños, ya que estos tenderán a no proporcionarles carne. Esto no significa que la dieta vegetariana del perro vaya a ser más saludable. Ambas dietas, con o sin carne, pueden ser igual de beneficiosas si se aporta al animal los nutrientes necesarios para su organismo.

Ya sea con pienso o con comida casera para perros, si decides ofrecer una dieta vegetariana a tu mascota, no dudes en consultar con un veterinario para que te indique qué tipo de alimentos y cuánta cantidad deberías proporcionar a tu animal para asegurar una alimentación saludable.

Debes pensar que en su origen, los perros son carnívoros, por lo tanto, su dentadura y su aparato digestivo están preparados para morder y digerir carne más que vegetales. Por eso es necesario consultar con un especialista. Hoy en día los productos alimenticios cuentan con un exhaustivo estudio previo a su elaboración que tiene en cuenta todo lo relacionado con la naturaleza de los canes y un especialista sabrá cuál es el alimento vegetariano más adecuado a tu tipo de mascota.

También debes pensar que si tu perro comía carne hasta ahora, debes eliminarla de su dieta de manera progresiva. Poco a poco deberá acostumbrarse al nuevo sabor de las comidas sin carne, algo que al principio le puede costar.

Además, si tu perro cuenta con ciertas características de salud particulares, puede que eliminar la carne de su dieta no sea lo más conveniente. Para proteger la salud de tu mascota, no dudes en informar al veterinario de todos los detalles relacionados con la salud de tu perro antes de proporcionarle un cambio de dieta que podría afectarle de manera negativa.

Una vez que tu mascota comience con su dieta vegetariana para perros, estate muy atento a si se produce algún cambio en su salud o en su comportamiento: decaimiento, deposiciones demasiado abundantes y demasiado malolientes, vómitos, etc. Cualquier señal extraña puede ser indicativo de que algo está fallando en su alimentación.

En cuanto al precio de los piensos, el consejo de la mayoría de los especialistas es que no escatimes en dinero. Algunos piensos con precios demasiado baratos, suelen carecer de la calidad recomendable.