Cuidar de una mascota es una enorme responsabilidad en la que hay que estar atentos a multitud de factores que influyen de forma directa en su calidad de vida.

Uno de estos factores es la alimentación que le proporcionamos.

En el caso de los canes, muchas personas tienen la duda de si será más recomendable pienso o comida para perros.

Hay quienes opinan que los piensos cumplen con todas las necesidades nutricionales recomendables para una dieta equilibrada. Si sabemos escoger la marca de mejor calidad, sin duda el pienso puede ofrecer la garantía de una alimentación sana y equilibrada en nuestro perro.

Por otro lado, cada vez son más las voces que se alzan en favor de una alimentación canina elaborada a base de recetas caseras. En este caso hay que saber escoger con cuidado los alimentos, ya que los perros no pueden comer todo lo que comemos las personas. Además, hay que cuidar la forma de cocinarlos, ya que las frituras o las comidas con grasas saturadas no sentarán bien al proceso digestivo de nuestro can.

En este sentido, las conocidas como dietas BARF han ganado muchos adeptos en los últimos años. Se trata de dietas naturales elaboradas a base de alimentos crudos y frescos entre los que se incluyen carne, frutas y verduras.

¿Pienso o comida casera para perros?

Estas son las ventajas de una u otra opción:

  • Los piensos para perros son fáciles de administrar y garantizan una dieta controlada, variada y equilibrada.
  • Las comidas caseras para perros resultan más sabrosas para el animal y pueden proporcionar una dieta variada con alimentos frescos, seleccionados por nosotros mismos, por lo que la tranquilidad de saber la procedencia de los mismos, está garantizada.

Los inconvenientes de ofrecer comida casera o pienso para perros son:

  • El origen de los elementos que componen algunos piensos, genera desconfianza en muchas personas, sobre todo en marcas baratas que no ofrecen todas las garantías para el cuidado de la salud de nuestras mascotas. Pueden resultar monótonos para el animal y no se elaboran con productos frescos.
  • La comida casera requiere de mucha elaboración, por lo que da más trabajo a los dueños de mascotas. Si no se seleccionan bien los alimentos, podemos correr el riesgo de ofrecer una dieta desequilibrada y perjudicial para el perro.

Tanto si optamos por pienso o comida casera para perros, debemos consultar con un nutricionista especializado en este tipo de animales para que nos recomiende la dieta o el tipo de pienso más beneficioso y que ofrezca la nutrición más equilibrada para cuidar de nuestra mascota.