Tener un gato en un piso o en una casa no es garantía de que en época de celo no pueda escaparse. En caso de que este aspecto lo tengas controlado, debes tener en cuenta que aunque tu gato no salga de casa, en época de celo lo pasa mal, se pone nervioso y ansioso, porque lo único que querrá por instinto natural, es reproducirse.

¿Por qué castrar a un gato? Esterilizar a los gatos tiene muchos beneficios. Tu gato lo agradecerá, pero tú, como dueño de ese animal al que quieres, también, porque todos deseamos proteger la salud de nuestras mascotas y verlas crecer felices.

Si no tienes pensado criar camadas de gatos, la recomendación de todos los expertos es que esterilices a tu animal de compañía. Te damos los motivos por los que es recomendable castrar a tu gato:

  • Un gato en celo encerrado en una casa sentirá el irrefrenable instinto natural de querer salir en busca de hembras. Al no poder hacerlo se sentirá frustrado y nervioso. Algo que también suelen hacer es marcar el territorio con su orina. En el caso de las gatas, se mostrarán ansiosas, tremendamente dependientes y cariñosas con sus dueños, además de que maullarán de forma insistente, sin parar, durante días. Todas estas molestias que sienten y que perjudican también a las personas que conviven con gatos, se podrían evitar con la esterilización del gato o de la gata.
  • Al castrar a un gato o al esterilizar a una gata lograrás que vivan más tranquilos. Ya no sentirán ese irrefrenable deseo por aparearse, lo que hará que no sientan estrés.
  • Castrar a tu gato puede evitar la existencia de camadas de gatos callejeros que terminarán malviviendo, sin un hogar. Por mucho que intentes que tu gato no se escape de casa cuando está en celo, piensa que si logra salir de ella, ni siquiera un collar GPS para gatos podrá evitar que en pocos minutos tu gato se aparee. Las gatas pueden llegar  a tener camadas de hasta 7 u 8 gatitos. Al castrar a tu gato estarás evitando la superpoblación de gatos callejeros que suelen vivir desnutridos y enfermos.
  • Castrar a un gato evita la aparición de enfermedades relacionadas con su aparato reproductor, tanto en machos como en hembras, como por ejemplo el cáncer de testículos, útero u ovarios, entre otras. Esterilizar a los gatos puede lograr alargar la vida de estos animales.