Los gatos son animales conocidos por tener mal genio y por ser traviesos que lo cogen, tiran, muerden y escoden todo tipo de cosas.

Pues hay algo que les encanta más a estos felinos, el Catnip. Se trata de una planta aromática comúnmente conocida como albahaca gatuna o menta gatuna.

Es tradicional en Europa, aunque es una hierba que crece en Asia y Norteamérica.

Suele generar un olor muy característico que atrae a los gatos y les genera un poder adictivo, provocando que olfateen la hierba, que se froten con ella e incluso que quieran comérsela.

Esto sucede porque el Catnip contiene un aceite aromático que hace que los gatos quieran volver a estar en contacto con ella.

Los científicos la han definido como efecto placentero y estimulante para los gatos.

Efectos del Catnip en los gatos:

-Comportamiento juguetón y divertido.

-Movimientos alternos.

-Sensación de éxtasis durante varios minutos.

-Imaginan ratones o insectos que les gustaría cazar.

-Ronroneos y lametones.

-Pueden llegar a morder el catnip e inhalarlo.

No se considera dañino para el gato, ya que esas sensaciones son efímeras, duran en torno a 10 minutos, dando paso a la tranquilidad y la normalidad y es recomendable que entre estas dosis de felicidad pasen mínimo dos horas.

Conocidos sus efectos, puedes suministrar Catnip a tu gato de diferentes formas, por ejemplo, mediante hijas secas, pastillas, sprays, gotas con esencia… Agrega una pequeña dosis a sus zonas de juego habitual. Le darán un toque de felicidad, pero controlando la cantidad.