Existen muchos motivos por los que tu perro te puede lamer. Pero seguro que alguna vez has observado una conducta muy común en los canes y que suele llamar la atención. En ocasiones los perros lamen la orina de otros perros.

Por mucho que este hecho nos pueda parecer desagradable y tendamos a impedir a nuestra mascota hacerlo, debes saber que no se trata, en absoluto, de una acción que estos animales hagan porque su naturaleza sea irracional y les lleve a cometer acciones sinsentido.

Los perros lamen la orina de otros perros con una finalidad clara. A través de ella adquieren una variada información como puede ser la de si el otro animal se encuentra en celo, su alimentación, su sexo, etc.

Los perros poseen muchas maneras de comunicarse. A través de los ladridos, las orejas, el olfato… Incluso si alguna vez te has preguntado por qué aúllan los perros, para ellos es una manera más de comunicar información. Lamer la orina de otros perros es otro medio de recibir información valiosa y de interés para ellos. Entra dentro de los actos propios de su comportamiento social.

A través del órgano de Jacobson, situado en el hueso vómer de los perros entre la nariz y la boca, estos reciben información  procedente de la orina de otros perros. El órgano de Jacobson envía dicha información al cerebro de los perros.

Algunos expertos han creído detectar también en el hecho de que algunos perros laman la orina de otros perros, una simple intención de limpieza. Aseguran que es propio de perros que cuando eran cachorros fueron separados demasiado pronto de su madre y han tendido a lamerse los deshechos ellos mismos. Con el tiempo, esta tendencia ha continuado en ellos, queriendo limpiar a otros animales de su misma especie, por instinto natural.

Las personas tendemos a querer proteger la salud de nuestras mascotas. Por ello es muy habitual, cuando un perro lame la orina de otro perro, que un dueño quiera frenar  esta situación por miedo a contagios de enfermedades. Parece un acto poco higiénico que podría perjudicar a nuestra mascota. Pero los expertos aseguran que si tu perro se encuentra sano y vacunado, no resulta peligroso para su salud.

Sólo en el caso de perros con problemas de salud concretos o que, por circunstancias particulares, posean un sistema inmunológico debilitado, deberían evitar lamer la orina de otros perros.