Verano es una época del año en la que, debido a las altas temperaturas y a la humedad, se puede facilitar la aparición de hongos y microorganismos en la zona del oído de los perros.

Cuidar de tu mascota en verano, conlleva entre otras cosas, la revisión y protección de los oídos de los animales que pueden verse afectados por infecciones u otitis.

Las infecciones de oído en un perro, mal tratadas, pueden provocar muchas molestias y dolor en nuestro animal, e incluso pueden derivar en sordera.

Para proteger los oídos de tu perro este verano, toma nota de los siguientes consejos y no dejes de aplicarlos para evitar problemas de salud a tu mascota:

  • Siempre que tu mascota se bañe, ya sea en el mar, en casa o en una piscina, seca bien los oídos de tu perro y asegúrate de que eliminas toda la humedad, la cual facilita la aparición de hongos e infecciones.
  • Al igual que existen tapones para las personas, que evitan que el agua se introduzca en los oídos, también existen tapones para los oídos de los perros.  No dudes en proteger los oídos de tu mascota este verano, colocando estos tapones que bloquearán la entrada de agua.
  • No sólo el agua puede dañar los oídos del perro. Otros elementos naturales pueden hacerlo también. En verano debes proteger los oídos de tu perro de las molestas espigas que pueden desprenderse de la planta e introducirse en el conducto auditivo del animal. Siempre que pasees con tu mascota por el campo, revisa sus oídos para comprobar que ninguna espiga se ha podido introducir en el conducto auditivo. Recortar el pelo de alrededor puede evitar que las espigas se incrusten o enreden en él y se terminen colando en el oído. Será una forma de proteger a tu mascota de posibles enfermedades auditivas.
  • Estate atento a las señales o síntomas que pueda mostrar el perro. Si detectas que agita la cabeza como si algo le molestase, que siente molestia cuando le acaricias la zona de las orejas, que aparece demasiada cera en sus oídos o que desprenden un mal olor, no dudes en acudir a un veterinario para que le revise. Un profesional de la salud sabrá proteger los oídos de tu perro este verano, aplicando el tratamiento adecuado para aliviar el dolor, aminorar la infección y cuidar de tu mascota para que no sienta molestias y remita su problema de salud.