Sabemos que es mundialmente reconocido que no hay nada ni nadie que nos haga sentir más amor que nuestro perro. Sí, le queremos más que a nuestras personas cercanas, incluso con las que compartimos sangre.

Por nuestro perro MA-TA-MOS!!

Pues bien, os proponemos un planazo estupendo para eliminar los excesos post navideños que harán las delicias de tu peludo y despertarán recelos en hermanos, padres y resto de tropa…

¡Nos vamos de canicross! ¿De qué se trata?

El canicross es una disciplina deportiva con mucha tradición en algunos países europeos que comienza a tener bastante buena acogida en España. Se trata de salir a correr con el perro atado a la cintura gracias a un cinturón y una línea de tiro para darle su espacio. Normalmente suele practicarse sobre tierra aunque, hay países que lo hacen sobre nieve, con la ayuda de raquetas. ¡Qué pasada!

Está claro que hay razas de perros más propensas para poner en práctica esta disciplina deportiva que, por ejemplo, un Westy, ¿cómo podría avanzar con sus patitas tan cortas? Los mejores perros para practicar canicross son los de tamaño medio-alto y, sobre todo, aquellos que históricamente hayan formado parte de actividades relacionadas con la caza o la nieve ya que están mejor preparados y poseen una mayor resistencia. Ten en cuenta que puede que acaben tirando de nosotros mismos, es un binomio perfecto. ¡Ojo! Han de tener su seguro médico privado por lo que pueda pasar… ¡lo primero la seguridad!

Este 2018 vamos a comenzar a salir a andar y correr juntos pero, ¿podremos algún día hacer una carrera oficial juntos? En España, esta modalidad está incluida dentro de la Federación de Deportes de Invierno y, en el resto de Europa, incluso posee una federación propia con un nivel muy alto. ¿Te atreves?