La raza Pit Bull Terrier americano es una raza de perro que, pese a su nombre, no tiene su origen en Estados Unidos, sino en Reino Unido.

En el siglo XIX, la raza Pit Bull Terrier fue utilizada como perro de pelea, de caza e incluso de pastoreo.

Sus características más destacables son su fuerza y agilidad, así como su valentía y su resistencia física. Estas cualidades son quizás las que le han dado mala fama a esta raza de perro que, lejos de ser agresiva, es una raza muy amigable, fiel y juguetona.

Es cierto que un Pit Bull Terrier mal adiestrado en la violencia, puede convertir a este animal en una mascota agresiva. Esto, unido a su enorme fuerza, pueden convertirlo en un animal peligroso. Pero lo cierto es que la responsabilidad en estos casos es exclusivamente del dueño. Los Pit Bull Terrier son de naturaleza bondadosa.

Las características físicas de la raza Pit Bull Terrier son:

  • Cabeza ancha y alargada.
  • Mandíbulas robustas.
  • Orejas rectas, de inserción alta.
  • Ojos situados por debajo del cráneo.
  • Hombros y lomo fuertes.
  • Tórax profundo y cuerpo no muy alto.
  • Patas musculosas y redondeadas.
  • Pelaje corto y brillante.
  • La media del peso de las hembras es 20 kg y la de los machos 25 kg.

La raza Pit Bull Terrier es, además, una raza muy inteligente y, lejos de lo que muchas personas opinan debido a la mala prensa que ha tenido en los últimos tiempos, son perros afables y muy sociables.

Su inteligencia les convierte en animales con facilidad para aprender lo que se les enseña, llegando a ser perros muy obedientes y leales.

Si decides tener como animal de compañía un perro de la raza Pit Bull Terrier, no olvides que estas mascotas necesitan realizar mucho ejercicio para liberar la gran cantidad de energía que poseen. Son fuertes, ágiles y elásticos, por lo que los largos paseos por el campo y los juegos de saltos, así como correr, les encanta.