Aunque a muchos les cueste creerlo, los gatos son animales que pueden ser tremendamente cariñosos y afables. Y es que, son muchas las personas que aún poseen la creencia popular de que el gato es un animal independiente, solitario y algo arisco. Hay que proteger a nuestras mascotas de este tipo de mitos injustos que pueden hacer que los felinos sean prejuzgados o tratados con más indiferencia.

Los gatos necesitan del cariño de sus dueños. Existen muchas razas de gatos muy cariñosas. Son razas en que, por lo general, los felinos destacan por su afabilidad, cercanía y por mostrarse muy mimosos.

Como ocurre con nosotros, los humanos, en todas las razas de gatos pueden surgir las excepciones a la regla y puede aparecer un ejemplar algo más arisco de lo normal. Pero lo habitual es que, si decides convivir con un felino, sobre todo perteneciente a una de estas razas de gatos cariñosos que te vamos a mostrar a continuación, tu mascota sea una excelente compañera de vida:

  • Manx: sus patas traseras son de pequeña longitud, lo que le permite impulsarse con facilidad para saltar. Les encanta saltar y jugar. Además, son gatos muy leales con sus dueños y poseen una gran paciencia. Les reconocerás porque son también llamados “gatos sin cola”.
  • Sphynx: hace unos años existían muy pocos ejemplares de este exótico gato. Su característica más destacable es su ausencia de pelo y unas orejas tiesas de gran tamaño. Hoy en día resulta más sencillo que antes conseguir un ejemplar de esta raza de gato cariñoso. Son muy reconocidos por su carácter dócil y mimoso. Adoran las caricias y la compañía de su dueño. Si dispones de largos tiempos libres para pasarlos junto a este tipo de gatos, podrás proteger a tu mascota del sufrimiento de la soledad, que en el caso de estos gatos, puede llegar a presentarse como un problema recurrente.
  • Abisinio: o también conocido como “el gato payaso”. Este sobrenombre se debe a su gusto por el juego y la diversión. A estos gatos les encanta que jueguen con ellos y son tremendamente sociables.
  • Chantilly: muchos consideran que es el gato perfecto para convivir. Es cariñoso, juguetón, dócil, paciente, tranquilo y curioso. Pero todo en su justa medida, sin saturar ni requerir más atención ni vigilancia de la necesaria.
  • Persa: esta última raza de gato muy cariñoso que te mostramos destaca, además de por su bello y suave pelaje, por su carácter sociable. Adora los mimos y es un felino que siempre se muestra tranquilo.

Cuida de tu mascota ofreciéndole todo el cariño que demanda. Para este tipo de gatos, la atención de su dueño es parte de su bienestar.