En España existe, desde el año 2002, una legislación respecto a las consideradas como razas de perros peligrosos.

Hay que aclarar que esta Ley incluye una lista de perros potencialmente peligrosos. Esto quiere decir que, debido a ciertas características físicas, que poseen como pueden ser su fortaleza, su enorme resistencia al dolor y su potencia cuando atacan, pueden ser perros “potencialmente” peligrosos si su adiestramiento se enfoca hacia la violencia y la agresividad.

Muchos dueños de razas de perros potencialmente peligrosos son conscientes del valor de estos animales como perros de pelea, de defensa o de vigilancia. Son perros musculosos, ágiles, con una gran fuerza en sus mandíbulas, inteligentes y tenaces. Si los adiestran para el ataque es cuando estos perros que, en su mayoría son inofensivos y amigables, se pueden convertir en razas de perros peligrosos.

Según la legislación vigente en España, las razas de perros peligrosos o potencialmente peligrosos, son:

  • Pit Bull Terrier: su origen es norteamericano. Es recomendable que desde cachorros se les sociabilice. Aunque pueden convivir perfectamente en una casa con personas, si no les proporcionas la facilidad de que realicen ejercicio a menudo, puede ser un problema, ya que poseen mucha energía que deben liberar.
  • Staffordshire Bull Terrier: cruce de Bulldog con Terrier. Es un perro difícil de tranquilizar cuando se pone nervioso. Es muy inteligente y leal.
  • American Staffordshire Terrier: a pesar de su fama de perro agresivo, lo cierto es que es un animal tranquilo. Hay que procurar no estimular su agresividad, porque es entonces cuando se puede convertir en un animal difícil de controlar.
  • Rottweiler: es una raza muy protectora y sin ningún temor al enfrentamiento.
  • Dogo Argentina: perro fiel, valiente y tranquilo, aunque en los enfrentamientos luchará hasta el final. Es fuerte y muy testarudo.
  • Fila Brasileño: muy obediente y protector. Aunque con los desconocidos se muestra muy desconfiado.
  • Tosa Inu: raza japonesa de gran tamaño. Es recomendado sólo para personas que posean una gran experiencia en el cuidado y adiestramiento de perros.
  • Akita Inu: perro japonés, excelente guardián, leal pero desconfiado con los desconocidos.

Recuerda que, en sí, no existen razas de perros peligrosos, sino dueños irresponsables que canalizan mal la energía de animales fuertes y enérgicos como los que hemos nombrado.