Teniendo siempre en cuenta el dato de que todos los perros necesitan de actividad física, es cierto que existen razas de perros tranquilos, más inactivos y menos nerviosos e impulsivos que otros.

Si éste es el carácter de perro que estás buscando y consideras que es el idóneo para convivir, puedes animarte a adoptar alguna de las siguientes razas de perros tranquilos:

  • Shar Pei: este perro de origen chino, característico por las adorables arrugas de su piel, es un perro perfecto para vivir en compañía. Es tranquilo, cariñoso, hogareño y silencioso.
  • Bulldog inglés: el carácter de esta raza de perro es muy calmado. Son cariñosos y pacientes. Es un perro perfecto para convivir con personas mayores con poca agilidad de movimiento, pero también con niños, de los cuales soportarán, sin alterarse, sus travesuras y sus reacciones inesperadas.
  • San Bernardo: el enorme tamaño de estos perros se corresponde con una gran tranquilidad de carácter. Sus movimientos son pausados, aunque es necesario educarles bien desde que son cachorros.
  • Mastín: a pesar de su fuerza, esta raza de perro suele presentar un carácter calmado. Son amigables y muy leales a sus dueños, aunque debido precisamente a esa gran energía que poseen, necesitan ser adiestrados desde que son cachorros, para que la canalicen bien.
  • Bichón: es una raza de perro pequeña. Son alegres y amigables. Pero sobre todo son perros muy caseros a los que les encanta estar en compañía y sentirse un miembro más de la familia.
  • Bullmastiff: es un perro guardián de carácter relajado pero alerta siempre a cualquier amenaza. Sus movimientos son lentos pero no dudará en defender con uñas y dientes a sus dueños ante cualquier peligro que se pueda presentar.

Ten en cuenta que, a pesar de que todas estas razas de perros, que hemos mencionado son razas de perros tranquilos, a medida que cumplen más años de edad, su actividad va mermando. Adoptar un perro adulto puede presentarse, en este sentido, como una acertada opción. Y recuerda, por muy tranquilo que sea tu perro, nunca debes privarle de dos o tres paseos diarios, aunque sean perros muy caseros.