Existen ciertas razas de perro cuya pasión por el agua es un verdadero romance. Tanto es así que aprovechan la menor oportunidad en cuanto avistan una fuente, un estanque o una manguera abierta y se lanzan de lleno a ellas.

Los hay que incluso disfrutan como auténticos niños en los días de lluvia empapándose y revolcándose por todo el jardín y no hay quien los meta en casa. Incluso su momento favorito es el baño donde pasan momentos relajados y a gusto.

Si este es el caso de tu peludo, quizás tu perro pertenezca a una de esas razas de perro a los que es un todo un espectáculo observar mientras se refrescan.

Bien es cierto es que no todas las razas sienten ese amor desenfrenado por el agua, y algunos experimentan auténtico pavor ante una manguera en funcionamiento o una fuente, pero si podemos mencionarte un montón de perretes que se pirran por el agua.

Hay ciertas razas han sido que han sido criadas expresamente para desenvolverse en un medio acuático, aunque resulta indudable que ya tenían una inclinación genética por el agua. De hecho, si te fijas, podrás apreciar que algunos tienen una membrana interdigital en sus patas que les facilita la tarea de nadar.

Tanto es así que está cualidad de algunas razas amantes del agua ha sido aprovechada por parte del ser humano como ayuda. Un ejemplo de ello son los canes de raza labrador, esta en sus orígenes ayudaban a los pescadores de la isla de Terranova (Canadá) a retirar sus redes. Además, los cazadores también delegaban en ellos la tarea de recoger las piezas de caza cuando éstas caían al agua.

Sea cual sea tu perro, siempre has de tener especial cuidado si se dan un chapuzón, especialmente si es en un lago, río o playa, para evitar accidentes o pérdidas accidentales.

Por eso debes tomar ciertas medidas para que el baño de nuestros canes sea sin sobresaltos:

  • Si acostumbra a meterse en la piscina de casa debes enseñarle a salir por si si se lanzase al agua cuando no estés.
  • Se comercializan chalecos salvavidas para perros que podrías en la playa para mayor tranquilidad, o por si le sacas en un barco.
  • Procura que no se acostumbre a beber de los ríos ya que el agua está sin tratar y puede contener bacterias y organismos capaces que pueden dañar su salud.
  • Asegurarte que la zona de baño no entraña peligros como rocas ocultas o zonas resbaladizas donde podría hacerse daño.

A continuación, te dejamos una lista de perros a los que les encanta el agua, por si queréis compartir afición con tu mascota:

Labrador y Golden Retriever

El labrador se desarrolló para rescatar presas del agua, generalmente aves, en sitios como lagos y lagunas. Por eso no es de extrañar que les encante tirarse a las piscinas y nadar.

Ambas razas adoran el agua y se caracterizan, además, por ser muy atléticos. Pueden nadar grandes distancias y se mantienen a flote con facilidad. Están dotados de una curiosa cola muy semejante a la de las nutrias que emplean como timón para variar el rumbo mientras nadan.

Setter Inglés

Tienen unas largas patas que les permiten avanzar rápidamente por el agua, de hecho, les sirven como eficaces remos.

Terranova

Son perros grandes con alma de héroes. Esta raza es especialista en rescates en el agua especialmente en climas muy fríos y duros. Tiene un pelaje grueso y frío que les proporciona impermeabilidad, además de patas palmeadas que le facilitan el desplazamiento en el agua. Su carácter amigable y protector, lo hace además perfecto para una familia con niños.

Perro de agua portugués

Esta es otra raza de perro muy vinculada a la pesca, de hecho, fue criado para recuperar las presas de dentro de las redes o incluso para recoger las redes que se habían roto. Tal su pericia en el agua que durante muchos años ejerció de ayudante de los pescadores del Algarve, en la costa meridional de Portugal. Incluso se lanzaba al agua obligando a los peces a nadar hasta las redes de pesca.

Perro de Agua Español

Se trata de una de las razas más antiguas y gracias a sus increíbles habilidades siguen empleándose en la actualidad como perro de caza de aves acuáticas. Son grandes nadadores y muy buenos pastores.

Cobrador de Pelo Liso

Como su propio nombre indica es un perro cobrador, es decir, es el que recoge las presas de los cazadores tanto en tierra como en agua.

Caniche o French Poodle

La primera impresión del Caniche o French Poodle es que es un perro delicado. Pero sus cuyos orígenes se estiman franceses o alemanes y también era también un perro usado para recuperar a las presas del agua. El pelaje abundante que ostenta y que es común verlos peinados, los protegía de las aguas frías. También eran empleados en los barcos de pesca con gran éxito. Es un perro bonito e inteligente, al que también le gusta nadar.

Retriever de Nueva Escocia

Esta raza de retriever fue criada para la caza de patos, por lo que nada excepcionalmente.

Otterhound

Estos perros como su propio nombre indica es una raza cazadora de nutrias, por lo que tienen mucha resistencia par andar y bucear.