Existen unas razas de perros con mayor predisposición genética  a padecer dermatitis atópica, alrededor del 10% de los perros como: Shar-pei, Bilchón, Boston terrier, West Highland White Terrier, Cocker spaniel americano, Bulldog Francés, Dálmata, Carlino, Caniche Toy, Boxer, Boston Terrierm Terrier Escocés entre otros. 

La Atopina Canina se trata básicamente de una alergia provocada por la sensibilidad perruna hacia ciertas sustancias medioambientales (polvo, caspa humana, polen, hiervas…) que se absorben a través de la piel. Al igual que en los humanos, la enfermedad suele representarse a través de herpes, sarpullido, grandes picores y, en último caso, costras en la piel. 

Las zonas en las que más afecta son las patas, la cara, ingles orejas y ojos. Por ello, si tenemos un peludo de alguna de las razas que más suelen sufrir esta enfermedad, no está de más que revisemos su piel y estemos atentos ante posibles síntomas. 

A parte de la medicación que nos manden en el veterinario, podemos aliviar o calmar los síntomas con algunos remedios caseros como:

  • Baño con avena: mezcla una taza de bicarbonato de sodio, dos tazas de avena natural y tres tazas de agua hasta que quede una pasta. La avena es beneficiosa para aliviar el escozor. En casos graves, repítelo dos veces por semana. Las medidas anteriores son para un perro mediano, puedes variar dependiendo del tamaño de tu can. 
  • Infusión con tomillo. Hierve agua y tomillo y deja que se enfríe, masajea la piel del perro, las propiedades antisépticas del tomillo harán que se sienta mejor.
  • Mezcla aceite vegetal con aceite esencial de lavanda. La lavanda actúa como antiséptico y antiinflamatorio natural.

¡Qué no me entere yo que mi perrito sufre por algo! Con el amor que nos dan no podemos escatimar en cuidados…