Si eres conductor de motocicleta probablemente te hayas preguntado alguna vez si puedes llevar tu mascota en la moto.

Según el artículo 18 del Reglamento General de circulación advierte de la obligación del conductor de un vehículo, una moto en este caso, a controlar sus movimientos y el campo de visión, así como de atender siempre a la carretera. Así se garantizará su seguridad y la de los demás usuarios y, por ello, deberá cuidar su posición y la del resto de viajeros, así como de los animales transportados para que no haya ningún problema durante el viaje y tanto el conductor como los pasajeros y los animales disfruten la ruta.

Eso sí, debes de seguir una serie de normas para transportar de forma correcta a tu perro/gato. La mochila o transportín será el objeto que deberás colocar en la moto para poder transportar a tu mascota.

Para usarlo de forma correcta deberás:

-La mochila homologada solo puede transportar mascotas de hasta 12 kilos. Si el animal pesa más, puedes colocar un suplemento en la parte trasera de la moto con ventilación.

-No tienes que obligar a tu perro o gato que entre. Deberá de hacerlo voluntariamente.

-Tienes que asegurarte la perfecta colocación para evitar que cause equilibrio.

-Comprueba que está ajustado a tu espalda y bien cerrado.

-Protege a tu mascota del viento para evitar que se le resequen los ojos.

-Realiza paradas cada cierto tiempo para que puedan beber, estirar las patas, hacer sus necesidades.